La inflación le ganó al consumo en julio

Los datos todavía no muestran una reactivación de las compras. Tanto en shoppings como en supermercados, la facturación cayó en términos reales.

 

por Florencia Barreiro

 

Los datos de consumo de julio todavía no muestran la tan anhelada reactivación en las ventas. Según el último informe del Indec, difundido ayer, la facturación de los supermercados aumentó 30% interanual en el séptimo mes del año, lo que supone un porcentaje inferior al de la inflación. Y las compras en los shoppings fueron aún menores: crecieron 28,2% en el mismo mes en la comparación con julio de 2015.

 

Si bien julio fue uno de los primeros meses en los que se observó una disminución del ritmo de aumento en los precios –2% según el Indec y 2,4% para la medición del IPC Congreso– el acumulado en los últimos doce meses fue superior a 40% e incluso 45% para algunas.

 

Los datos oficiales revelan que los supermercados sumaron ingresos por $25.129 millones durante julio, mientras que las ventas acumuladas en siete meses fueron de $158.173 millones, cifra que representa un aumento de 27,7% respecto al mismo período del año anterior.

 

Los centros de compra, por su parte, facturaron $5.157,4 millones en el mes para alcanzar ventas totales por $28.560 millones en el acumulado de los primeros siete meses. El incremento en el año para los shoppings fue de 27,2%.

 

Las jurisdicciones que lograron en julio mantener cierto nivel de ventas fueron Neuquén (+37,1%), Mendoza (+35,9%) y los 24 partidos del Gran Buenos Aires (+31,7%). En tanto, indumentaria, calzado y textiles se mantuvo en primer lugar de los segmentos con mayor incremento del consumo (+ 43,3%), seguido de lejos por rubros de productos frescos como verdulería y frutería (+35,2%) y alimentos preparados y rotisería (35,2%).

 

En el análisis de los canales, el 80,4% de la facturación se concentra en las grandes cadenas. Sin embargo, los establecimientos de gran tamaño tuvieron un crecimiento menor de las ventas que las cadenas medianas: los ingresos en julio aumentaron 28,6% y 35,7% interanual, respectivamente. Los locales más chicos también registran una mayor suba de la facturación por metro cuadrado.

 

Más visiones

 

Según los cálculos de la consultora LCG, en julio las ventas en supermercados cayeron -por sexto mes consecutivo- 9,1% interanual. A pesar de la contracción, el ritmo de la caída es menor al de los meses anteriores: en junio se contrajo 10,7% y en mayo 11,4%. En siete meses, el desplome es de 16%. Los rubros más afectados en julio fueron los durables: electrónicos y artículos para el hogar (-16,3%). Asimismo se destaca una mala performance de bebidas (-12,6%), artículos de limpieza y perfumería (-9,4%) y alimentos (-7,5%). “La mejora del salario real permitirá la recuperación gradual de las ventas”, afirma la consultora. “Para todo el año estimamos una caída del consumo privado de 2% interanual”.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *