La cuenta regresiva del sinceramiento ya está corriendo

Hay determinadas alternativas con las que los inversores no contarán por mucho tiempo más. ¿Cuáles son y qué dicen los expertos?

 

por Dolores Ugarte

 

En el marco del blanqueo de capitales extensivo hasta marzo de 2017 que propone el Gobierno, se han puesto sobre la mesa tres opciones de inversión que se presentan como mecanismos alternativos a la declaración de bienes y el pago del impuesto de entre 5% y 15% inicialmente establecidos. A uno de éstos le quedan pocos días de vigencia.

 

Las opciones

 

“impuestos-free” van desde bonos a mediano y largo plazos, hasta posiciones en fondos de inversión y, según los expertos, la más conveniente para el inversor depende de la perspectiva sobre la inmovilidad de los fondos.

 

Con vencimiento Sin embargo, hay determinadas alternativas con las que los inversores no contarán por mucho tiempo. La semana pasada, la AFIP aseguró que el 30 de septiembre vencería el plazo para adquirir uno de los bonos en cuestión.

 

Se trata de un título en dólares a tres años para blanquear sin abonar el “impuesto especial”, el cual va del 5% al 10% según qué montos se blanqueen antes del 31 de diciembre y del 15% desde esa fecha hasta el 31 de marzo de 2017. Se trata de un instrumento intransferible y no negociable hasta su vencimiento, con un cupón de interés de 0%. Esto significa que los que adhieran a él logran evitar la multa del blanqueo, pero no podrán venderlo por tres años ni recibir una renta por su tenencia.

 

La posibilidad de optar por estos papeles aplica en los casos en que el monto a blanquear sea superior a $800.000. De declararse esta cifra entre el 1° de enero y el 31 de marzo de 2017, el impuesto establecido anteriormente ascendía a 15%.

 

De acuerdo con Diego Martínez Burzaco (Inversor Global), aun cuando la adecuación de las alternativas depende del plazo en que el inversor pueda y desee mantener el dinero inmovilizado, para el ahorrista que presenta mayor urgencia estos títulos pueden ser los más atractivos. “Con el bono a tres años se sacrifica todo tipo de retorno pero se está plenamente seguro de que al cabo de ese período se tendrán los fondos disponibles nuevamente”, explicó.

 

La segunda de las opciones de títulos propuestas para participar en el blanqueo sin costo se definió a siete años y es posible hacerse de ésta hasta el 31 de diciembre de este año, pero no puede negociarse o transferirse hasta que pasen al menos cuatro años de su vigencia. El instrumento en cuestión estará atado a un interés de 1%.

 

Con respecto a esta alternativa, Martinez Burzaco expresó que “si se sabe que no se va a necesitar el dinero a corto plazo, este bono puede ser viable ya que no se cobra interés por dos años, resignando una posible tasa en torno al 5%, pero por lo años subsiguientes se cobra 5%, que no es poco considerando el contexto”.

 

Sin embargo, Pablo Castagna (Puente Hnos), recomendó pagar la penalidad del 10% antes que optar por las alternativas de no pagar y tener parte del capital inmovilizado por tres o cuatro años.

 

“Hicimos las cuentas y la diferencia entre tener total disponibilidad de nuestro capital, pagando la penalidad el 10% o dejar 1/3 del mismo inmovilizado por cuatro años al 1% anual como propone el Gobierno con la opción del bono a 7 años es muy pequeña, tan solo 0,5% anual de rendimiento”, informó Castagna.

 

En esta línea, explicó que el mercado de capitales en Argentina hoy ofrece variadas alternativas de inversión para todo tipo de clientes: “Dependiendo del plazo, los bonos soberanos rinden entre 5% y 7% anual en dólares. Por ejemplo, el Bonar 2024 rinde 5% anual, el DICY con vencimiento 2033 rinde 6,3% y el Bonar 46 con vencimiento 2046, 7 %”.

 

Por otro lado, Rafael Di Giorno (Proficio Investment) adhirió a esta opinión y afirmó que “de todas las opciones que hay para blanquear, la más atractiva me parece el pago de la multa cash. Las otras alternativas implican invertir en un instrumento sin liquidez, y algunas por un período largo”.

 

Otras alternativas

 

Los inversores también tienen a su alcance la opción de suscribirse a tasa cero a fondos comunes de inversión, abiertos o cerrados, siempre y cuando estén enfocados en financiar proyectos en las áreas de infraestructura, inversión productiva, inmobiliario, préstamos hipotecarios actualizados por UVI, energías renovables, entre otros.

 

No obstante, en este caso es requisito que la plata permanezca inmovilizada en dichas iniciativas por un período mínimo de cinco años.

 

Martínez Burzaco expresó que “para quienes estén pensando invertir el dinero en otros activos financieros con miras a obtener retornos en los primeros años, quizás el mejor camino es afrontar el 10% de penalidad y luego tener el 90% restante del dinero en su poder para hacer negocios y recuperar lo perdido en el blanqueo cuanto antes”.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *