Investigarán el derrame en Veladero

San Juan enviará funcionarios y los ministerios de Medio Ambiente y Energía nacionales también relevarán la zona

 

Tras el nuevo derrame de cianuro en la mina Veladero, el gobernador sanjuanino Sergio Uñac ordenó la suspensión de la actividad extractiva en la zona y anunció el envío de dos funcionarios provinciales para determinar si puede existir un riesgo de contaminación en el lugar. A su vez, el Gobierno Nacional enviará una delegación integrada por subsecretarios del Ministerio de Energía y Minería y del de Ambiente y Desarrollo Sustentable, y el juez Sebastián Casanello ordenó el allanamiento de ambos ministerios nacionales. Barrick Gold le restó importancia al hecho a través de un comunicado.

 

La comitiva enviada por Uñac estará compuesta por el ministro de Minería de San Juan, Alberto Hensel y Roberto Correa Esbry, secretario de Trabajo de la provincia, quienes buscarán determinar qué ocasionó el derrame y qué riesgo ambiental podría existir. “Ya les metimos una multa de $ 150 M antes y se le viene otra”, lanzó en referencia a los dos derrames, el del pasado 8 de septiembre y el de 2015.

 

No obstante, el gobernador también pidió “desdramatizar la situación”. “Primero hay que munirse de los elementos correspondientes”, dijo y advirtió que si no se comprueba un daño contra el ambiente, la mina volverá a funcionar. “La minería es una política de Estado en San Juan”, dejó claro.

 

Por su parte, los ministros de Ambiente y Desarrollo Sustentable y de Energía y Minería, Sergio Bergman y Juan José Aranguren, ordenaron ayer un relevamiento de la zona. La delegación estará encabezada por el subsecretario de Control y Monitoreo Ambiental, Juan Trebino, y por el subsecretario de Política Minera, Santiago Dondo, quienes coordinarán el trabajo correspondientes con las autoridades de la provincia de San Juan, según comunicó ayer la cartera que conduce Juan José Aranguren.

 

A través de un comunicado, difundió que la comitiva se encargará de “una toma de muestras en la zona de afectación del incidente, el chequeo de los informes técnicos realizados por la empresa y un análisis de la documentación presentada a las autoridades locales para verificar la realización de los procedimientos efectuados”.

 

Sin embargo, a pedido del fiscal federal Ramiro González, el juez Casanello (que interviene en la causa por el derrame del año pasado) ordenó una serie de allanamientos precisamente a ambos ministerios, para conocer si el Gobierno Nacional estaba al tanto del derrame que ocurrió el 8 de septiembre y se mantuvo hasta esta semana en silencio.

 

Asimismo, diputados nacionales del PRO presentaron un proyecto para el ministro de Medio Ambiente, Sergio Bergman, y el secretario de Minería, Daniel Meilan, den explicaciones a los legisladores sobre el nuevo derrame de agua con cianuro en la mina Veladero, en San Juan. En el proyecto, solicitan a Bergman y Meilán que “remitan en forma urgente a la Cámara de Diputados un informe escrito sobre lo ocurrido con el derrame tóxico en San Juan”.

 

Finalmente, Barrick Gold le restó magnitud al hecho a través de un comunicado. “La seguridad de las personas y el medioambiente constituyen la prioridad principal de Barrick en Veladero. El 8 de septiembre, una tubería por donde circula la solución del proceso en el área de las pilas de lixiviación resultó dañada por la caída de un gran bloque de hielo. Como resultado, una limitada cantidad de la solución circulante salió del valle de lixiviación. La solución se mantuvo alejada de los canales de desvío y cursos de agua, al tiempo que el área afectada del valle ha sido reparada. Cabe destacar que el incidente no representa ninguna amenaza para la salud de los empleados, las comunidades ni el medioambiente”, explicó la minera y agregó que “desde entonces se han intensificado todos los monitoreos medioambientales de agua superficial y subterránea y no se han detectado anomalías”.

 

De igual modo, Pablo Ortija, juez penal de Jachal, en San Juan, negó que hubiera habido un derrame. “No debería hablarse de derrame, porque el líquido cianurado no habría tenido contacto con un elemento externo al valle”, expuso. “Entiendo que la paralización de la planta es una decisión política del gobernador, Policía minera me comunicó que no hubo derrame”, dijo el magistrado en declaraciones a TN.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *