Habilitan DJVE para granos del ciclo 2016/17

El Gobierno autorizó a los exportadores a registrar ventas a futuro de maíz, sorgo, girasol y soja de la nueva campaña.

 

A través de la Resolución Conjunta I-E/2016, los ministerios de Agroindustria, Producción y Hacienda y Finanzas de la Nación autorizaron al sector agroexportador a registrar sus Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE) para maíz, sorgo, girasol, soja y sus subproductos correspondientes a la cosecha 2016/17. La medida, publicada en el Boletín Oficial, establece que las DJVE deberán ser presentadas ante la Dirección General de Aduanas, y tendrán un plazo de validez de un total de ciento ochenta días, que comenzarán a regir a partir del primero de marzo de 2017, justo cuando se comienzan a embarcar los granos y subproductos del nuevo ciclo agrícola.

 

Si bien no es una novedad, ya que en abril pasado una decisión similar compartida entre los tres ministerios permitió el proceso para posibles operaciones que apuntaran a concretarse con productos pertenecientes a la cosecha fina 2016/17, la disposición tiene como objetivo “dotar al mercado futuro de mayor previsibilidad y contribuir con la transparencia en la formación de precios”. Al menos así lo aseguró el el subsecretario de Mercados Agropecuarios, Jesús Silveyra, quien aclaró que la iniciativa se amplió del trigo a los productos restantes “en virtud de la buena experiencia obtenida anteriormente”, para cumplir con un antiguo reclamo del sector.

 

“Se procedió a remover las condiciones vigentes que atentaban contra la transparencia, sencillez, apertura y razonabilidad del proceso de registro, así como a eliminar las barreras o trabas para la exportación de los productos agrícolas, readecuándose el sistema de registro de ventas al exterior de granos y/o sus derivados, con el mantenimiento de las condiciones que agilizaban las exportaciones, sin desatender el resguardo del abastecimiento del mercado interno”, resalta el documento oficial, que se apoya en la Ley N° 21.453 y su aclaratoria N° 26.351, y los Decretos Números 1.177 del 10 de julio de 1992 y 654 del 19 de abril de 2002.

 

Mayor apuesta

 

La decisión se enmarca en un contexto de fuerte crecimiento en materia de comercialización, dado que hasta el momento la exportación lleva comprado un volumen de maíz de la cosecha futura de 3,5 millones de toneladas, y casi 900.000 toneladas de soja. Es que, en el caso del cereal, la eliminación total de las retenciones y el alto interés de los productores en la rotación de cultivos a partir de la mayor sustentabilidad en los suelos provocó una suba en las inversiones, por lo que la campaña 2016/17 se inició con mayor intención de siembra y más apuesta a altas tecnologías, en tanto que los especialistas proyectan un incremento del área del orden del 30% en la zona núcleo. Sin ir más lejos, hasta agosto se vendió el 1.583,67% más que las 192.900 toneladas de hace un año. Claro está que los precios firmes en Rosario, al contrario de lo que sucede en Chicago, otorgan estabilidad al mercado, que ya adquirió el 25,75% del volumen total, 836.200 toneladas, sin un valor fijo.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *