En línea con las expectativas del mercado

 

por Leandro Gabin

 

i algo caracterizaba a los proyectos de Presupuesto que se presentaron en los últimos años, más específicamente durante el Gobierno kirchnerista, era que los números que mostraban resultaban más que dudosos. Ni hablar de las estimaciones sobre el dólar, cuando convivía el mercado paralelo en pleno cepo (con valores mucho más altos), o la inflación dibujada por Guillermo Moreno en el Indec y la tasa de crecimiento que la nueva conducción con Jorge Todesca al frente demostró que se habían inflado casi 20 puntos de más en el PIB durante la última década.

 

La novedad del Presupuesto que presentó Alfonso Prat-Gay ayer es, si bien parece un dato menor, que los números están en línea con lo que esperan los actores de la economía. Esto se corrobora fácilmente. La estimación de crecimiento del PIB para el año próximo, que fue situada en 3,5% por el Gobierno, es muy similar al 3,2% que mostró el consenso de bancos (locales e internacionales), consultoras y economistas en el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), una encuesta que organiza el BCRA y del cual participan más de 50 entidades.

 

Lo mismo, pero más ampliado, sucede con dólar en Argentina, otra variable crítica. El Gobierno planteó el escenario de un tipo de cambio promedio de $ 17,92 para el año próximo. Según el REM, el dólar cerrará diciembre del 2017 en $ 18,6, no mucho más lejos que el que estimó Prat-Gay (el número difiere más por ser tipo de cambio promedio y no punta a punta). Pero si se lo coteja con lo que esperan en el mercado financiero de los futuros de dólar, tampoco se ven mayores cambios.

 

Según los Non Delivery Forwards (NDF), unos seguros de cambio que operan en Nueva York entre los bancos y los grandes clientes, el contrato a 12 meses (o sea hasta septiembre del 2017), opera actualmente a $ 17,93. Si bien no llega a fin de año, es el contrato más largo de los que tiene liquidez, ya que el resto opera sólo puntas y no es representativo. Pero, dicho esto, el NDF demuestra que el número de Prat-Gay está en línea con lo que esperan los grandes bancos de Wall Street.

 

Como antecedente, el último Presupuesto firmado por Axel Kicillof en 2015, correspondiente al lo que iba a ser el 2016 que Cambiemos utiliza de alguna manera (en ejecución, dicen), presentaba un tipo de cambio promedio de $ 10,60 (o sea, punta a punta, cerraba ese año en $ 11,20). Más allá de que ese vaticinio no se cumplió porque el dólar subió cuando se liberó el cepo a fines del 2015, el dólar blue al momento de que Kicillof firmaba el Presupuesto estaba a $ 14,30.

 

Es más, el último Presupuesto presentado y ejecutado por el kirchnerismo fue el del 2015, que se aprobó un año atrás. Preveían un crecimiento económico del 2,8%, una inflación del 15,6% y un dólar a $ 9,45. La inflación de ese año, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), fue del 27% mientras que el PIB, si bien creció, fue casi 1 punto menos de lo que esperaba el Presupuesto (según los datos revisados este año por Todesca). Lo del dólar es anécdota ya que el precio no reflejaba nada al estar a pleno el cepo cambiario.

 

Yendo otra vez a los números del Presupuesto 2017, también en el ítem inflación, Cambiemos parece estar en línea con las expectativas. Según la encuesta del REM, el IPC Nacional crecerá 19% el año próximo contra el 17% planteado por Prat-Gay. Una desviación razonable que podría ser corregida en el trascurso de los meses si los datos de inflación siguen mostrando una mejora. “Los datos del REM no contemplan todavía la baja del último mes y cómo vienen desacelerándose los precios”, dicen en el Gobierno.

 

Otra dato que muestra un cambio de paradigma es la asistencia al Tesoro. El BCRA sólo financiará al Tesoro Nacional por $ 120.000 millones, bastante menos que lo dispuesto para 2016 y que llegaba a $ 160.000 millones. El kirchnerismo llegó a usar al BCRA para que le gire al Tesoro más de $ 300.000 millones en 2015.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *