El ingreso de agrodólares creció 15,6% en 2016

En lo que va del año, agroexportadores ya liquidaron más de US$ 18.000.000 con las nuevas medidas.

 

Las modificaciones macroeconómicas que aplicó el Gobierno Nacional hace casi diez meses siguen mostrando su impacto. La eliminación de las retenciones para los cultivos y la rebaja del 5% para la soja, la quita de los ROEs y la apertura del tipo de cambio surtieron efecto principalmente en la siembra, dado que los productores decidieron invertir porlas mejores condiciones. Lo cierto es que en lo que va del año el sector agroexportador ya liquidó un total de US$ 18.336.061.631, lo que representa una suba del 15,6% en relación a los US$ 15.859.198.563 correspondientes a igual período de 2015, de acuerdo a datos de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC).

 

Si bien el número es interesante, la realidad es que podría haber sido más alto de no ser por las adversidades climáticas que surgieron entre abril y julio, con intensas lluvias e inundaciones que retrasaron la cosecha y complicaron la logística. Asimismo, las bajas en los precios internacionales de las commodities contribuyeron al descenso, ya que la cotización de la soja se ubicó muy lejos del récord de junio, cuando los valores superaron a los de 2014, con más de US$ 432 por tonelada.

 

Por otro lado, el sector espera una nueva reducción en el impuesto a la oleaginosa del 5%, tal como lo prometió Macri durante su campaña electoral, por lo que se prevé que el ritmo en la comercialización empiece a frenarse.

 

Buena semana

 

Después de un agosto difícil, que se caracterizó por paros, feriados y precipitaciones, y que siguió con algunas bajas en los ingresos en septiembre, la semana pasada se percibieron US$ 469.599.684; 42,9% más que los cinco días previos, cuando se alcanzaron US$ 328.534.616. La cifra también es más alta que la de la misma fecha del año pasado, en la que se recaudaron US$ 249.058.851, lo que se traduce en un retroceso interanual del 88,5%. “La mayor parte del ingreso de divisas en este sector se produce con bastante antelación a la exportación, anticipación que ronda los treinta días en el caso de los granos y alcanza hasta los noventa días en el sector de aceites y harinas proteicas”, recordaron CIARA y CEC, entidades que representan un tercio de las ventas externas.

 

Repunte en Chicago

 

En el mercado internacional se reafirmaron las buenas noticias, ya que la soja registró subas por tercera jornada consecutiva, impulsada por el crecimiento del aceite de palma, que ganó más US$ 18 por tonelada. Además, con las lluvias registradas en el mediooeste de los Estados Unidos retornó el temor de los operadores por un retraso en la recolección de los lotes, lo que ayudó a que el grano ganara US$ 2,39 en el disponible y cerrara la rueda de ayer a US$ 357,33 por tonelada.

 

En cuanto al maíz, no hubo grandes cambios, ya que las demoras en la trilla por el clima norteamericano se vieron contrarrestadas por las mejorías en los pronósticos para el área núcleo del cereal, ya que se estima que el avance de las labores llegue al 11% de los cuadros, lo que confirmaría un retraso de cuatro puntos porcentuales en relación al promedio histórico. En tanto, la demanda para exportación mostró dinamismo, y se sumaron ventas a México por 191.000 toneladas. De esta manera, el cultivo ganó US$ 0,10 en las primeras posiciones y US$ 0,20 en las de 2017, y concluyó a US$ 132,77 por tonelada.

 

El trigo, por su parte, tampoco reflejó importantes modificaciones, dado que continúa la proyección de una cosecha récord a nivel mundial. Así, el cereal sólo avanzó en la posición diciembre, con US$ 0,28, y ajustó en todas las demás al bajar entre US$ 0,09 y US$ 0,73. Por eso, finalizó con un valor de US$ 148,44 por tonelada.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *