El 2° semestre no llegó en julio y la economía cayó 5,9%

 

El primer indicador de actividad oficial del segundo semestre fue el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE), que el Indec difundió ayer e informó para julio una caída de la economía de 5,9% en la comparación interanual. Esto llevó a una retracción acumulada, entre enero y julio, de 2,3%.

 

Por su parte, el dato que permite mirar si se llegó o no a un piso en la caída durante el mes de julio, es decir, el desestacionalizado que compara a julio con junio, exhibió una caída de 0,4%, lo que demuestra que ese piso aun no llegó en julio.

 

Segundo semestre

 

Incluso la caída de 5,9% fue la mayor de todo el año y el -0,4% del desestacionalizado es mayor al -0,2% del mes anterior. De esta forma se confirma, ahora con datos oficiales que, en materia de crecimiento, el famoso segundo semestre tuvo al menos un mes de rezago, aunque las mediciones privadas parecen indicar que en agosto, si bien la caída continuó, al menos es posible que haya tocado un piso. Lo que permite imaginar que en adelante se irá suavizando la curva negativa y, en un punto, comenzará a crecer.

 

Específicamente, el Indice General de Actividad (IGA) de Orlando Ferreres dio para agosto una caída interanual de 2,4%, bastante menor a la de 5,5% que se había dado en julio y el desestacionalizado que compara agosto con julio dio un leve crecimiento de 0,3%. Con todo, el acumulado enero-agosto del IGA observó una caída interanual contra el mismo período de 2015 de 2,1%. Para julio, el IGA desestacionalizado había dado una caída, idéntica a la que informó ayer el EMAE, de 0,4%.

 

Vale recordar que varios economistas, entre ellos Miguel Bein, habían previsto que el mes bisagra en términos de crecimiento podía ser agosto, por lo cual habrá que esperar un mes más para tener esos datos y ver si se confirma o no.

 

Lo que se viene

 

La consultora Labour Capital Growht (LCG) publicó ayer un informe en el que sostuvo que la caída se frenará en agosto, aunque la merma total del año será mayor a la esperada y que recién en 2017 se empezará a crecer. “La recuperación de la economía es más lenta comparada con la recesión de 2014. Sin embargo, algunos indicadores de avance muestran que en agosto la caída comenzaría a frenarse. LCG corrigió la caída del PIB de 1,8% a 2,2% en 2016. El resto del año va a continuar con tasas de crecimiento anuales negativas, pero a partir de agosto veremos algunos meses con crecimiento desestacionalizado positivo. Recién en el primer trimestre de 2017 la tasa de crecimiento anual de la economía será positiva”, sostiene. Por su parte, el Informe de Coyuntura de septiembre del Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala (ITEGA) afirma que en agosto se vio “un punto de inflexión en la caída de la actividad económica”, con un consumo repuntando en la comparación intermensual, mejores despachos de cemento y más venta de automóviles.

 

“La recuperación es aún leve y desigual (no es generalizada en todos los sectores), por lo que será necesario monitorear la actividad en los próximos meses para confirmar un repunte de la actividad económica”, explica el ITEGA.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *