EE.UU.: los debates tendrán mucho impacto

 

El promedio de las distintas encuestas muestra que se ha achicado la ventaja que Hillary Clinton le llevaba a Donald Trump a partir de la exitosa Convención Demócrata a fines de julio. Incluso, hay sondeos –como el de la CNN– que favorecen al candidato republicano. Por eso, en los últimos días, varios analistas sostuvieron que la elección es competitiva y que no puede descartarse el triunfo de Trump. Y mucho procuran detectar los aciertos de Trump y los errores de Hillary para explicar el cambio de escenario.

 

De Trump se destaca que ha profesionalizado su campaña, que prepara sus discursos y que por la tanto comete menos exabruptos que antes. En el caso de Hillary los analistas sostienen que no logra despertar confianza entre los votantes. Se la percibe muy ambiciosa, un producto típico del establishment político de Washington y se juzga negativamente el manejo de su cuenta de Internet cuando era secretaria de Estado.

 

De todas maneras, en el promedio de encuestas que realiza el sitio RealClearPolitics, Hillary sigue liderando la intención de voto con una ventaja de tres puntos. En el plano del voto popular la diferencia no será muy significativa, como no lo fue en ninguna de las elecciones recientes. Perola ventaja de Hillary sigue siendo muy importante para el Colegio Electoral dado que las encuestas
la favorecen en casi todos los estados considerados decisivos. Hay distritos que ganarán con seguridad los republicanos y en unos cuantos más se impondrán los demócratas. Se trata de tendencias electorales que tienen décadas. Por lo tanto la acción se concentrará, como siempre, en aquellos estados que no tienen un comportamiento electoral tan definido. Ellos son: Ohio, Florida, Virginia, Carolina del Norte, Pennsylvania, Colorado, Wisconsin, Michigan, Nevada, Iowa y Nueva Hampshire. En la mayoría de ellos, las encuestas dicen que se impondrá Hillary por lo cual podría acercarse a los 350 electores, bastante más que los 270 que son necesarios para ganar.

 

A esa lista los demócratas quieren agregar dos estados que han sido tradicionalmente republicanos pero que ahora consideran competitivos: Arizona y Georgia. Quedan sesenta días para las elecciones y todavía los candidatos tienen tiempo para ajustar sus estrategias y deberá superar la prueba de los tres debates. El primero está previsto para el 26 de septiembre en una ciudad que tiene mucho que ver con ambos: Nueva York.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *