Draghi salió de gira por Europa

 

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi hizo su informe cuatrimestral ante el Parlamento Europeo y les pidió a los políticos de Bruselas que cumplan con su parte para impulsar el crecimiento económico. En su presentación pronosticó que la inflación en la Eurozona será del 0,2% en 2016 pero que trepará al 1,2% en 2017 y al 1,8% en 2018. También ratificó que seguirá la política monetaria expansiva y que dará todos los pasos necesarios para que la tasa de inflación suba y se ubique ligeramente por debajo del 2%, que es el objetivo del BCE.

 

Pero Draghi les reclamó a acción a los “otros actores políticos” porque la responsabilidad del crecimiento económico no puede recaer exclusivamente en la política monetaria sino también en la fiscal y en un amplio proceso de inversión en infraestructura.

 

El tema de fondo

 

De alguna manera, Draghi vuelve a poner en el tapete un tema que es motivo de debate en la economía global porque las bajas tasas de interés, incluso negativas en muchos países, ya dieron todo lo que podían y se necesitan nuevas herramientas para recuperar el crecimiento. Draghi irá mañana a Berlín para intentar convencer a las autoridades alemanas de que tengan una política fiscal más expansiva pero se duda de que tenga éxito con el pedido. El viernes se conocerán muchos datos económicos de la eurozona – entre ellos el de la inflación- que podrán influir en el debate en curso.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *