Desmentida británica, más cautela de Macri

Luego de sugerir un avance en el diálogo con la primera ministra May por Malvinas, tuvo que relativizar sus dichos.

 

En su primer discurso como Presidente de Argentina ante la Asamblea Anual de las Naciones Unidas, Mauricio Macri fue medido en su reclamo por Malvinas. Pidió retomar el diálogo con el Reino Unido para obtener “una solución amigable a la disputa de soberanía que tenemos desde hace dos siglos”. Y se mostró predispuesto en una relación bilateral “mutuamente beneficiosa”.

 

Luego, como consignó ayer El Economista, y ya fuera del escenario de la ONU, hizo mención de un encuentro informal con la primera ministra británica, que no cayó nada bien en la diplomacia del Reino Unido. “En el almuerzo saludé a Theresa May, y le dije que estoy listo para comenzar un diálogo abierto que incluya por supuesto el tema soberanía sobre las Islas Malvinas. Me dijo que habría que comenzar a conversar”, fue lo que señaló el Presidente, al salir de la sede.

 

Al poco tiempo, la desmentida británica, la declaración de ocasión de la canciller Susana Malcorra para reducir el margen de daño y las declaraciones de Macri para relativizar sus dichos. Dijo que la charla que mantuvo con May “no fue un encuentro oficial” y destacó la “buena predisposición” para iniciar un diálogo que “se había perdido en los últimos doce años”. Además, pidió “bajar las ansiedades”, porque “esto va a lleva muchos años y el camino es dialogar”.

 

Desencuentro

 

“Por supuesto, la primera ministra dijo que se encontrarían, pero no es que se habló de una hoja de ruta, o dónde van a ser los próximos pasos, que este tema esté cerrado y arreglado y avanzado”, señaló Malcorra, para evitar entredichos. “No es un acuerdo para avanzar en el tema de la soberanía”, agregó. Pero no pudo evitar el enojo del gobierno británico. “Nunca se habló del tema de la soberanía de las Islas Malvinas en la breve reunión informal que May y Macri mantuvieron en Nueva York por lo que no pudo haber existido una expresión de Gran Bretaña en ese sentido”, informó el diario La Nación ayer, según las declaraciones de una fuente diplomática del Foreign Office.

 

Bajo el título “Malcorra precisó los alcances del diálogo del Presidente con la primera ministra Theresa May”, luego, la Casa Rosada intentó minimizar los hechos y dichos. Acto seguido, la canciller señaló que “estamos trabajando en el reconocimiento de los soldados y una serie de otros temas” y sostuvo que el diálogo de Macri con May “es una conversación en la cual el Presidente le dijo, como le había dicho al Primer Ministro Cameron cuando se encontraron en enero, ‘avancemos hablemos y pongamos todos los temas en la mesa, como tiene que ser en todo vínculo maduro con el mundo y también el Reino Unido’”.

 

Cierre

 

En declaraciones a la prensa argentina en Nueva York, ayer Macri subrayó que “no se puede transformar una conversación de menos de un minuto en un encuentro oficial”, insistió en “bajar los niveles de ansiedad” y pidió tener en cuenta “los contextos”. En este sentido, interpretó como “un gesto” la actitud de Theresa May de acercarse a saludarlo cuando participaban del almuerzo que ofreció el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. En cuanto a la declaración conjunta firmada entre ambas cancillerías, que despertó polémica en el Congreso incluso entre los aliados de la Coalición Cívica y el radicalismo, Macri aclaró que “solo es una muestra de buenas intenciones y confirmó que la canciller Susana Malcorra “va a ir a informarles” los términos del texto. “Lo más importante es bajar las ansiedades, esto va a lleva muchos años y el camino es dialogar. El diálogo es para nosotros el eje central de la política exterior de esta Argentina democrática”, concluyó.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *