Cuestión de expectativas

Qué dijeron los columnistas políticos durante el fin de semana.

 

  • Joaquín Morales Solá, “Entre dos mundos”, La Nación.

 

“El jueves se terminaron los aplausos de empresarios, la mayoría de ellos procedente del exterior. El viernes, los pilotos de Aerolíneas Argentinas dejaron sorpresivamente en tierra todos los aviones de la empresa, justo un día antes de que el Presidente viajara a Nueva York en un vuelo de esa compañía. Es el mundo dual y contradictorio que vive Mauricio Macri. Afuera está el encomio; adentro, la adversidad. Hasta la economía, que aquellos empresarios elogian, es discutida en el interior del propio gobierno. No es la única interna en el oficialismo. La que protagonizan Patricia Bullrich y Juan José Gómez Centurión es peor, porque pone en duda principios morales y éticos. Es conveniente hacer una síntesis sobre lo que se dice en influyentes despachos oficiales sobre esas circunstancias (…)

“El Foro de Inversión y Negocios de la Argentina, dicen los funcionarios, trajo el clima del exterior al interior del país. Ése fue su mayor mérito. Aunque no lo expresan, quieren decir que la opinión del mundo entusiasmó a los empresarios argentinos en lugar de haber sido al revés. Los funcionarios resaltaron, sobre todo, las promesas concretas de inversión en energía.

Un inversor internacional les dijo a varios funcionarios que con las reservas de gas de Vaca Muerta, la segunda del mundo, la Argentina podría abastecer a Brasil y a Europa. El Gobierno es realista. La novedad de Macri en la Argentina sobresale en un mundo en crisis y en el que el capitalismo es cuestionado en muchas partes.

El segundo sector que provocó la exaltación macrista fue el de los emprendedores. Hay una Argentina vital en ese rubro (…) “En algún momento, Macri deberá encontrar una diagonal para unir esas dos paralelas que signan su vida de presidente”.

 

  • Mario Wainfeld, “Contrastes te da la vida”, Página 12.

 

“El Centro Cultural Kirchner (CCK) fue construido en el pasado oprobioso para ampliar, en un espacio de primera, el acceso popular a consumos culturales. En la semana que pasó fue utilizado para tender “una alfombra roja” a un granado grupo de potenciales inversores extranjeros.

“Los swaps de yuanes facilitados por el gobierno chino para fortificar las posiciones del Banco Central se transformaron en reservas en dólares, capitalizando otro aporte del gobierno anterior.

“La autonomía nacional conseguida merced al desendeudamiento externo sirve como trampolín para incurrir en otra etapa de salvaje toma de créditos en el mercado financiero internacional: en el futuro se pagará con usura.

“El oficialismo recién venido aprovecha ventajas conseguidas en los mandatos precedentes al servicio de un proyecto diferente y en buena medida antagónico.

“Hay partes del legado menos sencillas para usar en provecho propio, entre ellas la herencia institucional y las prácticas sociales. Las convenciones colectivas y el hábito de reclamar en la calle son dos ejemplos cotidianos. La protesta social y sindical se sigue desplegando más allá de no tener una fuerza política que la ordene, la lidera o conduzca a sus vertientes (…)

“Los empresarios que pasearon por Buenos Aires disfrutaron de su belleza y hospitalidad. Los funcionarios, empezando por Macri, les hicieron reverencias chocantes o dolorosas para sensibilidades de izquierda, progresistas o nacional populares.

“Lo peor que ofrendaron es menos explícito: ventajas legales susurradas bajo el cono del silencio, regímenes transigentes con las sociedades truchas, domesticación de la clase trabajadora. Queda claro cuál es la promesa más difícil de garantizar según revelan las calles y las plazas, más rotundas que los datos provistos por consultoras bien compensadas y por centros de saber que integran el amplio arco VIP de apoyos del macrismo”.

 

  • Julio Banck, “La sombra constante del narco y el terror”, Clarín.

 

“Por debajo de la baja consistente en la inflación llevándola a 0,2% en agosto. Por detrás del éxito del Foro de Inversiones que reunió a 2.500 empresarios de primera línea provenientes de 68 países. Más allá de los primeros indicadores de repunte económico después de ocho meses muyduros. Porencimadelacatarata de pésimas noticias judiciales para Cristina Kirchner, citada a indagatoria por el plan sistemático para saquear al Estado con los negocios concedidos a Lázaro Báez. Salteando estos datos que nutrieron la agenda reciente, de óptimo balance para el Gobierno, el narcotráfico y el terrorismo sobrevolaron como una sombra constante (…)

“El presidente Macri había lanzado hace dos semanas un plan de guerra contra las drogas. Fue considerada una idea en la dirección correcta, rodeada de consenso político y buenas intenciones, pero con pocas medidas y directivas concretas para pasar a la acción. La última semana, sin embargo, ofreció una primera expresión práctica de ese propósito. Fue el acuerdo que Macri firmó con el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz (…)

“Hay que verlo andar al acuerdo de Santa Fe. Pero antes de que diera el primer paso a Bullrich le llovieron pedidos de localidades de esa provincia, como Rafaela y Venado Tuerto, para que el operativo antidroga las incluya. Y también le hicieron llegar su alarma las autoridades de Córdoba, que temen que el despliegue santafesino termine por correrles el delito hacia su propio territorio. “Para pelear contra el narcotráfico la frazada siempre es corta”.

 

  • Mauricio Maronna, “Riesgo de promesa incumplida”, La Capital de Rosario.

 

“Hay que analizar al gobierno por sus decisiones, las buenas y las malas, y no dejarse llevar ni por el canto de sirena de sus fans ni por las criticas intencionadas de sus haters. Siguiendo esa línea de razonamiento, debe decirse que, respecto al impuesto a las Ganancias, la gestión de Mauricio Macri está a punto de incumplir su promesa de campaña más grandilocuente.

“No se trata de cualquier apunte de campaña demorado o frustrado de parte del hoy jefe del Estado. “El Estado no tiene que quedarse con el fruto de tu trabajo. En mi gobierno los trabajadores no pagarán impuesto a las Ganancias. Ese es mi compromiso. Vamos juntos”, decía el entonces candidato presidencial de Cambiemos. Parece que el compromiso deberá esperar.

“La decisión no es inocua ni de comportamiento neutro, porque muchos argentinos de clase media influenciaron su voto a Macri por esa promesa, aun sin convertirse en el motivo excluyente. Pero fue una promesa clave que va camino a naufragar, como la balsa de Tanguito y Lito Nebbia (…)

“Algunos funcionarios de Balcarce 50 sí están preocupados por los efectos de la cuestión. Saben que, al margen de los convencidos, hay un sector de la población que votó por Macri sin tener demasiada empatía por el macrismo. Ese voto prestado es el que Cambiemos tiene que fidelizar. Y es de paladar negro.

Como se escribió muchas veces en esta columna, en el último trimestre de 2016 comenzará a levantarse el telón preelectoral de cara a los comicios de 2017. Ahí comenzará a saberse si habrá Macri para 4 u 8 años. Para eso, además de un mejoramiento de la economía, Cambiemos deberá encontrar alfiles capaces de defender en la política del día a día los aciertos del gobierno que cumplió 9 meses en el poder, el 20% de su mandato”.

 

  • Carlos Sachetto, “Los que ayudan a Macri y los que no”, La Voz del Interior de Córdoba.

 

“Para la mayoría de los miembros del Gobierno quedará como una anécdota intrascendente, pero lo ocurrido el miércoles pasado con dos hechos antagónicos permitió dimensionar con exactitud cuáles son las fortalezas y cuáles las debilidades políticas del equipo que comanda Mauricio Macri.

“Ese día, mientras en el Centro Cultural Kirchner deliberaba el Foro de Inversiones con una excepcional concurrencia de ejecutivos de todo el mundo, en la Plaza de Mayo un pequeño grupo de productores nucleados en la Unión de Trabajadores de la Tierra regalaba 20 mil kilos de verduras.

“Puestas a la par por ser bien contradictorias sobre la imagen del país, ambas fotografías fueron portada en los medios internacionales. Una, mostrando el interés de las empresas en acompañar con inversiones y proyectos la nueva etapa argentina, y la otra exhibiendo a centenares de pobres haciendo cola para llevarse gratis un paquete de acelga porque no pueden comprarlo (…)

“Donde el gobierno de Macri todavía no puede ordenar la hacienda es en su propio frente interno. Las divergencias entre funcionarios del área económica se van apaciguando a medida que aparecen lo que algunos especialistas llaman “brotes verdes”. No son otra cosa que datos alentadores de la macroeconomía, que si prosperan en su germinación, hacia fin de año se notará una mejora generalizada de la situación”.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *