Corrupción en la obra pública

 

El ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, calculó ayer que “más del 20% del gasto de obra pública se fue en corrupción” durante la última década. “El año pasado hubo un record de gasto en obra pública y la verdad que no se hizo nada”, dijo.

 

Frigerio se refirió al desempeño del área de obras públicas durante el kirchnerismo, poniendo el acento especialmente en lo que ocurrió durante el 2015: “No es sólo lo que se llevaban los funcionarios, sino la elección de las obras, la calidad de las obras y también lo que se llevaban algunos funcionarios”.

 

Además, el ministro se refirió a los desafíos que tiene el Gobierno por delante en materia de infraestructura. “Tenemos un doble desafío. Por un lado, ejecutar mucha obra. Ese es el mandato del Presidente: ejecutar el programa más ambicioso de infraestructura de la historia. Y el otro desafío es ser prolijos y romper con la inercia de corrupción del kirchnerismo. Estaremos presentando en los próximos días un proyecto de ley de transparencia y buenas prácticas en obra pública”.

 

Consultado por el periodista Ceferino Reato, Frigerio se refirió al parate que sufrió la obra pública. Al respecto, sostuvo que el problema venía desde antes: “La tendencia no era de los últimos meses. El Gobierno en el 2015 dejó de pagar la obra desde octubre. Agarramos el tema paralizado y nos costó ponerlo en marcha. Además, durante el 2015 el kirchnerismo no hizo ninguna licitación, por lo que cortaron la rueda. Los primeros meses de nuestra gestión fueron muy duros. Ahora nos encaminamos”.

 

Optimismo

 

“Tenemos datos muy alentadores en agosto. Creció el despacho de cemento y en la última reunión semanal que tuvimos con la UOCRA y la Cámara Argentina de la Construcción nos anunciaron que se crearon 5.000 puestos de trabajo. La obra pública se puso en marcha”, dijo.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *