Con gran volumen en acciones, el peso se sigue hundiendo

En el primer vencimiento del blanqueo, hubo un notable volumen de negocios en acciones, con un gran zigzagueo de precios. Los bonos operaron levemente hacia arriba y el peso se sigue hundiendo contra casi todas las monedas. Los inmuebles a estrenar siguen firmes.

 

por Luis Varela

 

Ayer, un día antes del cierre del primer vencimiento para exteriorizar capitales, la Bolsa de Comercio de Buenos Aires vivió una rueda con profundos altibajos y un notable volumen de negocios.

 

El recinto de 25 de Mayo y Sarmiento operó nada menos que 505 millones de pesos en acciones y las cotizaciones estuvieron a los saltos, con momentos en los que los precios llegaron a subir más de 1%, luego llegaron a caer casi 1% y finalmente terminaron casi sin variantes.

 

Hubo gran concentración de negocios en unos pocos papeles: YPF concentró el 16% del total operado, Petrobras Brasil llegó al 9%, Tenaris reunió el 7% de todos los negocios y Pampa Energía llegó al 6%.

 

El resultado de esta rueda dio una marcada diferencia entre ganadores y perdedores. Hubo un salto del 2 AL 9,4% para Clarín, Introductora, Agrometal, Petrolera del Conosur, Semino, Pampa, Pampa Energía, Morixe y Tenaris. Y bajas del 2 al 3,6% para Celulosa, Mirgor, TGLT, Oeste, TGS, Garovablio, Grimoldi y Autopista del Sol.

 

En Nueva York, mientras tanto, los ADR argentinos también fueron hacia arriba y hacia abajo: con una suba del 1 AL 5,6% para Pampa, Tenaris, Edenor, Cresud y Galicia, y una baja 1 AL 6% para Irsa Propiedades, Globant y Bunge.

 

Detrás de estos movimientos con las acciones, los bonos argentinos experimentaron una rueda otra vez firme, con un avance del 0,3%. Entre lo que se destacó una suba del 1 al 2,5% para los bonos TVPY, TVPA, TVPE, AN18D, BDED, AA26, BDC20 y DIY0. Y una baja del 0,5 al 1,4% para los bonos AM20, PARAD, BPLE, AA46D, DICA y I26O6.

 

Entre lo más comentado del día entre los pasillos de la Bolsa fue el tema Clarín, con una suba de 9%, debido a que una asamblea aprobó la separación de los segmentos de TV por cable e Internet. Y con los bonos la cuestión sigue siendo el blanqueo, hoy con el último día para comprar el bono a tres años, con cero cupón.

 

Una gran incógnita sigue siendo Irsa Propiedades, ya que una encuesta de la UADE confirmó que los precios de los inmuebles nuevos se mantienen firmes, por suba de costos, pero los inmuebles usados continúan de capa caída y con muchas dudas sobre las perspectivas, una vez que el blanqueo termine, en marzo.

 

La gran discusión del día, con todo, estuvo en torno a los comentarios del FMI y de Moody´s, que dieron distintas evaluaciones sobre Argentina. El FMI destaca avances en la economía, pero advierte por el gasto. Y Moody’s dijo que Argentina no debería seguir haciendo crecer su deuda.

 

Ambas declaraciones salieron en una jornada en la que el Gobierno se endeudó nuevamente, ampliando la emisión de dos bonos, uno por $ 25.000 millones y otro US$ 300 millones.

 

El problema del déficit fiscal y el endeudamiento, más las presiones de los sindicatos para que haya una nueva ronda de negociaciones salariales, está generando tensión en los precios estructurales de la city.

 

Tanto que ayer el peso se hundió nuevamente contra casi todas las monedas. El dólar oficial subió otros seis centavos, hasta $ 15,62, con el blue cotizando a $ 15,74. El euro también subió fuerte y llegó a su máximo histórico: $ 17,275.

 

Mientras todos esos valores se vieron en el mercado interno, el mundo operó con el dólar algo recuperado, con materias primas mixtas y con bajas en casi todas las Bolsas, a pesar de que el petróleo volvió a marcar otro aumento.

 

Tras la reunión de la OPEP en Argelia, el barril de crudo ganó otro dólar. Al tiempo que hubo una mínima baja para las onzas de oro y plata. En metales, el níquel retrocedió, pero el resto de los metales básicos siguió subiendo. Y hubo un cierre mixto para los granos en Chicago: la soja mejoró, pero el trigo estuvo para abajo.

 

Con todo esto, mientras la Bolsa porteña termino con una merma mínima, México bajó 0,8%, San Pablo achicó 1,7%, Wall Street retrocedió entre 0,7% y 1,1%, y la Bolsa de Frankfurt fue la única para abajo, con varios indicadores de Alemania entrando en terreno negativo.

 

Como nunca, los operadores están muy atentos a la marcha de negocios. El altísimo volumen de la Bolsa indica que el mercado está por romper tendencia. Los llamados de atención del FMI y de Moody´s fueron posteriores a que Alfonso Prat-Gay dijera que “Argentina no tiene por qué hacerle caso al FMI” y que el secretario de Finanzas, Luis Caputo, saliera a asegurar que “la deuda no es una preocupación”.

 

Te puede interesar

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *