Con el dólar firme, los títulos argentinos volvieron a subir

Mientras el dólar sigue subiendo, los títulos argentinos, tanto públicos como privados, lograron tener una rueda en alza. Los mercados están pendientes de las decisiones que tomen en los próximos días los bancos centrales de Japón y Estados Unidos, aunque no se esperan sorpresas.

 

por Luis Varela

 

Mientras una encuesta de la Universidad de San Martín dijo que cae la confianza de los argentinos en la capacidad del Gobierno para revertir la situación económica, el inicio de la primavera llega esta semana con nuevos anuncios de más deuda: el Tesoro emite US$ 342 millones en bonos, Jujuy tiene que recibir el sexto adelanto del año y ya es oficial: la deuda crece a tal velocidad que ya llega al 55% del PIB.

 

Frente a esa situación, el mercado interno volvió a vivir otra rueda con presión cambiaria. El dólar oficial subió tres centavos, hasta $ 15,40, y el dólar blue subió 10 centavos hasta $ 15,60, pero debido a que el dólar está flojo en el mundo, otras monedas están subiendo más contra el peso, como el euro, que cotizó ayer a $ 16,95 en el oficial y a $ 17,08 en el blue.

 

El tema cambiario y las situaciones fiscales ligadas a las emisiones de bonos fueron el gran tema ayer, no solo en Argentina sino en el mundo. Hoy y mañana se reúne la Reserva Federal de EE.UU. para definir si sube o no la tasa de interés, al tiempo que el Banco de Japón definirá si amplía sus estímulos para debilitar el yen, algo que viene intentando desde hace meses, sin lograrlo.

 

Son pocos los analistas que esperan sorpresas por parte de la Fed. Casi todos descuentan que se viene una suba de tasas, pero recién en diciembre. Nadie cree que Janet Yellen se anime a subir las tasas ahora, ya que podría afectar los precios de Wall Street, y achicar los ahorros del pueblo norteamericano, justamente semanas antes de que tenga que decidirse entre Hillary Clinton y Donald Trump para suceder a Barack Obama en la Presidencia.

 

En un mundo que según los grandes países capitalistas se debe regir por el libre juego de la oferta y la demanda, los enormes Bancos Centrales se encuentran al borde de orientar todos los movimientos hacia donde más les conviene. Y esas decisiones no son inocentes: el dólar ha venido repuntando últimamente por este retraso en la suba de las tasas y el valor de las monedas latinoamericanas ha sido muy alterado en base a todos estos movimientos.

 

De hecho, el peso mexicano acaba de sufrir un verdadero cimbronazo. La divisa azteca estuvo cotizando en la zona de los 18,50 pesos por dólar a lo largo de los últimos seis meses, y sin embargo en los últimos diez días enfrentó una dura tensión, cotizando a 19,67 pesos en las últimas horas, con una suba del 6,3% en la última semana, y con analistas que lo ven cruzando por encima de los 20 pesos dentro de poco tiempo.

 

La política que están realizando los bancos centrales más grandes determina que muchos compradores de bonos abandonen posiciones en bonos menos seguros y se pasen a papeles estatales que ahora tienen más renta. Por eso hay un generalizado vuelo hacia la calidad, abandonando posiciones más riesgosas, y restringiendo el financiamiento a tomadores de dinero más débiles.

 

En base a esto, desagradó la semana pasada, sin sorprender demasiado, que la compañía Petróleos de Venezuela saliera a ofrecer un canje voluntario, pero como el mercado no tomó bien las condiciones de ese recambio los papeles de la petrolera venezolana abrieron esta semana a la baja. Veremos cómo continúan durante todo el prospecto.

 

Los bonos argentinos, en cambio, lograron la primera suba después de casi seis semanas a la baja. Eso sí, como siguen sin aparecer buenos datos sobre el blanqueo, el volumen operado en títulos públicos sigue siendo muy bajo. Se destacó una suba del 1,5 al 3,5% para los bonos PAY0, PAP0, BDED, CO17, BP28, PARA y PARP, y una baja del 0,5 al 1% para los bonos TVPA, DIA0, AA46D y AS17.

 

Frente a ese escenario internacional, el petróleo subió apenas, a la espera de la reunión de la OPEP, donde se definirá si se restringe la oferta. Las onzas de oro y plata abandonaron la tendencia bajista de las últimas semanas y subieron apenas. Y la soja logró subir, tanto en Chicago como en la Bolsa de Rosario.

 

Esos precios de las commodities más el inicio de la Reunión de la Fed hicieron que la Bolsa de Nueva York abriera la semana con bajas leves, de hasta 0,5%. Pero de este lado del mundo las acciones tuvieron un buen día. La Bolsa de San Pablo mejoró 0,5% y la de Buenos Aires fue la mejor de todas, con un alto volumen de negocios y con una mejora del 1%.

 

Entre las operaciones más llamativas hubo un cambio de manos en un papel del Mercado de Valores, con una suba de casi 17%, y también hubo mejoras en las empresas gasíferas, atento a los avances en la determinación de las nuevas tarifas del gas. Gas Cuyana, Gas Natural y las transportadoras se alzaron con subas del 5 al 10%.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *