Caputo: “Entiendo la preocupación, pero quédense tranquilos”

 

El secretario de Finanzas, Luis Caputo, estimó ayer que la deuda pública se elevará a 35 puntos del PIB en 2019, insistió que este nivel “no es un problema” y destacó que “hay margen para financiar una convergencia gradual al equilibrio fiscal”. Asimismo, resumió los avances logrados en los primeros meses de gestión diciendo que “en diciembre de 2015 sobrevolábamos ser Venezuela y hoy, viendo el panorama, no me queda más que ser optimista para 2017”.

 

Si la frialdad de los números no fue suficiente, Caputo también habló en un tono más intimista. “Entiendo la preocupación cuando nos ven emitiendo deuda, pero quédense tranquilos que no es un problema”, señaló el funcionario, clave en las negociaciones para dejar atrás el default soberano.

 

Caputo realizó las declaraciones en el cierre de la 37º Convención del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF), que arranó ayer y se extiende hoy en la ciudad Córdoba. Caputo precisó que “la deuda pública pasó de US$ 240.000 millones de dólares en diciembre a US$ 247.000 millones” y proyectó que a fin de año la relación será de 25 puntos del PIB. “Si lo comparamos con otros países de la región estamos entre 25 y 50 puntos por debajo”, resaltó Caputo.

 

En este marco, el funcionario repitió la frase que le valió una serie de críticas semanas atrás: “No me voy a poner colorado: la deuda no es una preocupación y hay espacio para financiar una convergencia al equilibrio fiscal”. Caputo subrayó que “se elige un camino de gradualismo al equilibrio fiscal y es compatible con los números que tenemos”.

 

“Es la medicina adecuada porque venimos de cuatro año de estancamiento y someter a la gente a un brutal ajuste es una medicina que no suele funcionar”, expresó.

 

El secretario indicó que la proyección lleva a que en 2019, cuando el Gobierno se propuso alcanzar el equilibrio fiscal, la deuda pública será “entre 34 y 35 puntos del PIB” dependiendo “de si se crece un poco más o un poco menos”. Pese al crecimiento de 10 puntos en cuatro años, Caputo recalcó que “tampoco es un número para alarmarse”.

 

Respecto a las tasas de interés a la que se está endeudando Argentina, remarcó que “estamos pagando tasas acorde a lo que son las tasas en el mundo y son históricamente las más bajas históricas para nuestro país”. Asimismo, prometió que en treinta días estarán terminados los proyectos para la reforma del mercado de capitales y la ley de fondos comunes de inversión. Caputo aseguró que serán cambios fundamentales para mejorar el crédito a las pymes y, con ello, el empleo pues son estas firmas las principales protagonistas del mercado laboral.

 

Unas horas antes, en un evento organizado por Moody’s en Buenos Aires, dijo que “la economía crecerá por primera vez en cinco años, la inflación bajará, no habrá restricciones cambiarias, tendremos el nivel de tasas más bajo de la historia, los subsidios innecesarios se eliminarán paulatinamente, y estamos funcionando con división de poderes y respeto a las instituciones”. Caputo, un hombre optimista.

 

Te puede interesar

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *