Alimentos, camino a la góndola

El consumidor paga 5,5 veces más que lo que percibe el productor.

 

En agosto se amplió la brecha entre los precios de los alimentos de origen agropecuario que reciben los productores y lo que se paga por los mismos en los puestos de venta. El último Indice de Precios de Origen y Destino (IPOD) que elabora la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) revela que el mes pasado los precios que percibe el productor en origen se multiplicó 5,5 veces hasta llegar a las góndolas. Ese indicador era de 5,2 veces el mes anterior. Así, se revirtió la tendencia positiva de los últimos tres meses.

 

En la canasta de 20 alimentos agrícolas se advierte un incremento de 6% en relación a julio, en tanto que el IPOD ganadero (mide la diferencia en el precio de distintos tipo de carne) el crecimiento fue de 6,2%.

 

Las razones

 

“El deterioro se explica por la fuerte caída de los valores al productor en algunos vegetales como pimiento, lechuga, frutilla, zanahoria, manzana, naranja y brócoli, principalmente”, asegura el informe de CAME.

 

Por otra parte, también cayó la participación del productor en los precios de góndola, para el promedio de valores en alimentos agrícolas y ganaderos. Se advierte que el agricultor sólo recibió el 25,4% del precio que pagó el consumidor, registrando una pérdida de 2,5% de participación frente a julio y volviendo, de este modo, a los importes de junio.

 

Los productos con las mayores brechas de precios fueron pera (diferencia de 13,6 veces), manzana (12,1 veces), limón (10,5 veces), naranja (9,0 veces) y mandarina (7,7 veces). Por el contrario,
los productos con menos brecha fueron papa (2,25 veces), cebolla (2,39 veces), calabaza (2,47 veces) y repollo, con un diferencial de 2,98 veces.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *