Agenda trabada en el Senado

En una tensa sesión, se aprobaron con modificaciones el proyecto que incorpora la figura del arrepentido a causas de corrupción y la ley de Acceso a la Información Pública.

 

En la segunda sesión del semestre, el Senado aprovechó para ponerse al día y trató debates postergados y cuestionados. La jornada comenzó con el proyecto que incorpora a las causas de corrupción la figura del arrepentido, el procedimiento en casos de flagrancia, el acceso a la información pública y la iniciativa para reducir las comisiones de tarjetas de crédito y débito a los comercios.

 

A las 14, hora pactada para el inicio de la sesión, el timbre se escuchaba por los pasillos del Congreso pero no aparecían los protagonistas. El recinto comenzó a poblarse una hora después y el debate arrancó 15:30. La demora se explicaba por la falta de consenso en algunos puntos del temario, en especial el proyecto sobre tarjetas de crédito y débito, agregado a último momento, y algunos rumores sobre modificaciones en la ley de acceso a la Información Pública, finalmente confirmados.

 

destacado-pol

La Figura del Arrepentido se aprobó por 57 votos afirmativos y 4 en contra. El Acceso a la Información recibió el respaldo de 58 legisladores pero, al ser modificada, regresa a Diputados. La única iniciativa tratada ayer, que se convirtió en Ley y podrá ser promulgada por el presidente Mauricio Macri en los próximos días, es el proyecto de procedimiento en casos de flagrancia, que fue votada por 63 senadores y rechazada por 3 bancas. En el caso de las comisiones para tarjeta, recibía al cierre de esta edición la media sanción del Senado y ahora girará a la Cámara Revisora.

 

Leyes contra la corrupción

 

Aprobada en junio, la conocida como ley del Arrepentido arribó a la Cámara Alta con duros cuestionamientos al tratamiento que recibió el proyecto en Diputados. La iniciativa del Ejecutivo, ya existente en otros tipos de delitos como el narcotráfico o el lavado de dinero, incorpora la figura a las causas de corrupción. Apurado por los casos que acaparaban la atención mediática, como la detención del ex secretario de Obras Públicas, José López, los senadores criticaron ciertas garantías que se le otorgaba al acusado. Así, luego de semanas de debate y algunos retrasos -desde el Gobierno acusaron que fue trabado por el kirchnerismo-, el oficialismo logró apurar el dictamen, que fue modificado por la oposición. Por esta razón, el proyecto deberá regresar necesariamente a Diputados, para que sea ratificada o rechazada. Entre otras modificaciones, se agregó al texto aprobado por la Cámara Baja el tiempo en que el acusado puede arrepentirse, que será desde que es imputado hasta que la causa sea elevada a juicio. El proyecto de flagrancia establece mayor agilidad en los procedimientos sobre delincuentes que fueron descubiertos in fraganti, en la escena del delito. Entre otras críticas, el senador Marcelo Fuentes, de, manifestó:”La comisión hizo un buen trabajo para transformar el bodrio que vino de Diputados en algo digerible”, y advirtió que “no podemos seguir legislando a los trompazos”, considerando que los proyectos respondieron a presiones mediáticas.

 

Acceso a la información

 

El debate por el proyecto que obliga a los tres poderes del Estado y dependientes a responder solicitudes de los ciudadanos, esperaba ser tratado por la Cámara Revisora hace casi tres meses, cuando fue aprobado por los diputados casi por unanimidad, 229 votos a favor y cuatro en contra. Pero en el Senado sufrió un giro de último momento. Entre otras modificaciones, el senador Fuentes exigió que, la autoridad de la aplicación del instrumento este a cargo de la Cámara Alta, y no del Poder Ejecutivo. “Qué lástima que no pueda ser aprobada”, reprochó Michetti.

 

Idas y vueltas por tarjetas

 

Impulsado por el chubutense Alfredo Luenzo, cercano al massismo, logró entrar en el temario el proyecto que establece la reducción del valor de las comisiones por el uso de tarjetas de crédito, del 3% al 1,5%, y la eliminación en el caso de las tarjetas de débito. Con el respaldo de la Cámara Argentina de la Media Empresa (CAME), la iniciativa propone reducir del 3% al 1,5%. El proyecto, fue una de las razones que provocaron la demora en el inicio de la sesión, por resistencias ofrecidas dentro del oficialismo.

 

“No somos tontos”

 

“En este Senado hay un reglamento, presidenta”, señaló Pichetto, jefe de la bancada PJ-Fp- V,con la orden del día en mano y advirtiéndole a Gabriela Michetti que no se pueden agregar dictámenes al temario que no hayan sido acordados en labor parlamentaria, reunión que se realiza horas antes de la sesión para fijar los debates a desarrollar. “Estamos predispuestos, queremos dar el debate, somos generosos pero no somos tontos, no somos tontos”, avisó, e ironizó: “Si no, el juego es, juegueló como quiera, nos paramos en una esquina ,levantemos las pelotita cómo hacen los pibes – incluyendo gestos– y entonces todos jugamos como queremos jugar, y no es así presidenta, no es así”, cerró Pichetto. “Está bien senador, es correcto”, respondió la mencionada, Michetti. Es la segunda ocasión en el año en la cuál el senador rionegrino le recuerda a la vicepresidenta de la Nación el reglamento de la Cámara Alta.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *