95.000 empleos formales perdidos en seis meses

Informe del Centro de Estudios del Trabajo y el Desarrollo de la UNSAM, que conduce el ex ministro de Trabajo, Carlos Tomada.

 

De acuerdo a datos oficiales del Ministerio de Trabajo desde noviembre de 2015 hasta mayo de 2016, más de 95.000 trabajadores registrados del sector privado perdieron su empleo principal, cifra que representa una caída del 1,5% del total del empleo asalariado registrado del sector privado. Al mismo tiempo, el salario medio real se redujo11% durante los primeros seis meses del año. Estos son algunos de los datos incluidos en el primer informe de situación sociolaboral del Centro de Estudios del Trabajo y el Desarrollo (CETyD) de la Universidad Nacional de San Martín, que dirige el ex ministro de Trabajo Carlos Tomada.

 

Según precisaron, los más de 95.000 empleos perdidos entre noviembre y mayo se concentraron en ocho sectores de la actividad económica –con una expulsión de casi 113.000 asalariados en siete meses– que fue parcialmente compensada por el incremento que se produjo en seis actividades – que ingresaron en el mismo período algo más que 17.000 asalariados–. Los sectores en las que se evidenció el incremento de la ocupación están vinculados principalmente a los servicios: educación privada, servicios de nosalud, comercio e intermediación financiera. “Estas actividades están asociadas con oportunidades de empleo para las clases media y alta”, evaluaron, y agregaron: “En el caso de las pérdidas de puestos de trabajo, la contracción ha impactado en mayor medida a los sectores populares (especialmente en construcción y en industria)”.

 

Respecto a los despidos, el centro que conduce el ex ministro de Trabajo kirchnerista, recordó el “compromiso por el empleo” firmado en mayo entre el Gobierno y grandes empresas del país. “Se comprometieron a no reducir los planteles, sin embargo estas firmas parecen ser las principales responsables de la caída del empleo ocurrida desde fines del año pasado”, sostuvieron. Según los datos de la AFIP retomados para el informe, más del 90% de los trabajadores registrados del sector privado que perdieron sus empleos entre noviembre de 2015 y febrero de 2016 se desempeñaba en empresas de más de 100 trabajadores y la proporción restante lo hacía en empresas de entre 50 y 100 trabajadores. “La gran cantidad de despidos en este tipo de establecimientos resulta preocupante considerando que, ente ambos, emplean a casi el 60% del total de los trabajadores registrados del sector privado”.

 

De acuerdo con la información elaborada por el Ministerio de Trabajo a partir de los registros administrativos del SIPA, el salario medio real (deflactado utilizando el IPC de la CABA) se redujo 11% durante los primeros seis meses del actual gobierno. “Esta caída del poder adquisitivo del salario no sólo representa la más abrupta desde el año 2001, sino que el valor del salario real correspondiente a mayo de 2016 es el más bajo de, al menos, los últimos cinco años”, añadieron.

 

Frente a ese escenario, Tomada criticó que “la única iniciativa del gobierno para estimular el crecimiento del empleo ha sido la llamada Ley de Primer Empleo, que consiste básicamente en una reducción de las contribuciones patronales”. “De hecho, llama la atención que a más de siete meses de gobierno, no se haya planteado una política activa de empleo –continuó–. Hay un proyecto de Ley cuyo texto se desconoce, una prórroga de todos los programas y acciones prexistentes y una indefinición que sorprende”.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *