“Siempre resulta difícil justificar un blanqueo”

Entrevista a Martín Vauthier y Federico Furiase, integrantes del Estudio Bein.

En diálogo con El Economista, Martín Vauthier y Federico Furiase, economistas del Estudio Bein (EB), plantean su visión sobre los motivos, el contexto y los efectos del blanqueo.

 

¿Por qué creen que el Gobierno cambió su postura y ahora va a presentar el blanqueo?

Martín Vauthier (MV): Siempre es difícil justificar un blanqueo de cara a la sociedad, por lo que es entendible que el Gobierno no lo haya confirmado (y de hecho lo haya negado en alguna ocasión) hasta tener el esquema listo para ser anunciado. En este sentido, el haberlo atado al pago de la actualización en las jubilaciones y el cumplimiento de los fallos constituye un mecanismo para hacer digerible el plan de exteriorización de capitales, intentando mitigar la concepción de que siempre se termina beneficiando a quien no cumplió con sus obligaciones tributarias.

 

JUBILADOS

Cuanto mayor sea el blanqueo fiscal mayor será el financiamiento disponible para hacer frente al pago de la deuda con los jubilados.

En el mundo es cada vez más difícil tener dinero no declarado en el mundo. ¿Es así y eso indica que el blanqueo será más exitoso que en otras ocasiones?

MV: Efectivamente, a partir de 2017 entra en vigor un acuerdo de intercambio de información financiera que fue suscrito por cincuenta y cuatro países mientras que otros dos ingresaran a partir de 2018. El acuerdo incluye a la Unión Europea y varios países considerados paraísos fiscales, lo que evidentemente va a dificultar el ocultamiento de dinero no declarado en estos países. Sin embargo, otros países, como EE.UU., no firmaron el acuerdo, por lo que posiblemente exista algún flujo de dinero no declarado hacia ese país y otros que no han suscrito (más allá de la firma de otros acuerdos de intercambio por parte de la AFIP). De todos modos, creemos que el éxito del blanqueo depende de otros factores que evidentemente ayudan, como el cambio de carácter del Gobierno y la no obligatoriedad de traer los fondos al país. Estos dos factores estuvieron detrás del bajo ingreso en el esquema del BAADE y el CEDIN.

 

¿Cómo cambiará la dinámica macro si el blanqueo es exitoso?

FF: Cuanto mayor sea el blanqueo fiscal mayor será el financiamiento disponible para hacer frente al pago de la deuda con los jubilados (en torno a $48.000 millones según lo trascendido) y a la actualización de los haberes (que podría alcanzar los $75.000 millones para un total de 2,3 millones de jubilados), minimizando el financiamiento proveniente de la renta del FGS de la Anses. Suponiendo un blanqueo de US$50.000 millones, 10% equivale a US$5.000, casi el monto involucrado por la actualización de los haberes. En el corto plazo, el mayor flujo de ingresos para un sector con una alta propensión marginal a consumir podría tener algún efecto expansivo sobre la actividad. Más allá del buen timing político de una medida que intenta utilizar los fondos de un blanqueo para mejorar la situación de los jubilados que vieron licuar sus haberes, en el mediano plazo, todas estas medidas para poner en marcha el arranque de la actividad y sostener la gobernabilidad de cara a las elecciones del año que viene terminan pivoteando sobre un mayor déficit fiscal (en el caso de la actualización de los haberes y suponiendo que ingresan este año 1/3 de los jubilados el impacto fiscal sería en torno a 0,3% del PIB), claro que la baja deuda pública de partida y el escenario de tasa cero en el mundo permiten postergar la inconsistencia fiscal para más adelante. Por el lado del segmento del blanqueo asociado a la repatriación de capitales a través de un bono (bono zero cupón en el caso de un bono a tres años y bono a seis años con cupón del 5,5% anual en los últimos tres años), el ingreso de dólares por esta vía podría agregar un factor adicional de presión a la baja sobre el tipo de cambio en el corto plazo, en conjunto con las altas tasas de interés del BCRA y la estacionalidad de los dólares de la soja. Dado que la política pareciera no estar cómoda con un dólar por debajo de $14, la intervención del BCRA en el mercado de cambios comprando parte del excedente de dólares y la baja de tasas podrían en algún momento presionar sobre una suba del tipo de cambio, una vez finalizado el ingreso de los dólares de la soja.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *