El problema de Buenos Aires en la coparticipación

Esos perjuicios se enfrentaron con más presión tributaria y ajuste del gasto público

PBA

No quedan dudas de que en la última década la provincia de Buenos Aires ha sido perjudicada en el sistema de coparticipación federal de impuestos y sus regímenes complementarios. Esto se debe a que en 1995 se aprobó un techo nominal de $650 millones al Fondo del Conurbano Bonaerense (FCB), mientras el saldo por sobre dicho tope (que provee el 10% de la recaudación del Impuesto a las Ganancias) se reparte desde aquel año entre el resto de las provincias.

Por obra del mencionado techo nominal y la suba de la recaudación del Impuesto a las Ganancias que produce la inflación, la participación de la provincia de Buenos Aires en el reparto total de transferencias automáticas a las provincias no deja de caer cada año. Así las cosas, en 2015 dicha participación bajóal 18,9%, cuando había llegado a ser del 25% en el año 1995. Con la actual Ley de Coparticipación, vigente desde 1989, Buenos Aires debería participar con el 21% de las transferencias, mientras en la ley anterior de coparticipación, la de 1973, Buenos Aires participaba con 27% del total de la distribución secundaria.

Participación efectiva de la provincia de Buenos Aires en los envíos automáticos de Nación

Fuente: IERAL de Fundación Mediterránea en base a Mecon y ejecución de la provincia de Buenos Aires mar 13, 2014 – no prescription needed baclofen – baclofen cheap baclofen off-label. baclofen online without a prescription. buy baclofen in wisconsin at al.

La situación de Buenos Aires resulta también evidente cuando se compara con jurisdicciones “grandes” de otros países, que participan con altos porcentajes de la población o el PIB. Por caso, lo que ocurre con Ontario en Canadá y New South Wales en Australia, que resultan muy similares en cuanto a su tamaño e ingreso relativos a Buenos Aires. Esta concentra 38,5% de la población y 33,7% del PIB de Argentina; New South Wales, 32,1% y 31,4%, respectivamente y Ontario 37,2% y 36,8%, respectivamente. Sin embargo, existe una marcada diferencia entre dichos países en cuanto a la participación de la principal provincia en las transferencias del Gobierno Federal. Mientras que Ontario y New South Wales reciben transferencias guardando cierta relación con sus tamaños (30,1% y 31,9%, respectivamente), Buenos Aires recibe alrededor del 19% del total de transferencias, 14 puntos porcentuales menos de lo que le correspondería según un criterio devolutivo de participación en el PIB total.

atarax kanadiske ingen resept atarax atarax ingen lege godkjenning. atarax kanadiske slankepiller uten perscription. atarax levert over natt er det lovlig a kjope… generic atarax

De una muestra de ocho países, la mayoría de ellos federales, el único caso en el que la población más poblada es penalizada en forma comparable a la de Buenos Aires, es el de San Pablo, en Brasil, que recibe 12% de las transferencias totales a pesar de contar con 31,1% del PIB. Sin embargo, San Pablo cuenta con 21,1% de la población, y tiene un PIB per capita 50% mayor a la media nacional, lo cual no ocurre en el caso de la provincia de Buenos Aires en Argentina.

Una consecuencia directa para Buenos Aires de esta pérdida relativa de participación en el reparto de transferencias automáticas ha sido un menor nivel de gasto y, en particular, una reducción de la Inversión Real Directa (IRD). Por caso, en el último año con datos completos por provincia (2013), Buenos Aires invertía sólo el equivalente a 2,2% de su gasto total, cuando Santiago del Estero y San Luis invertían más del 30%, CABA el 18,3% y Córdoba el 7,2% de su gasto. En el primer trimestre de 2015, Buenos Aires todavía destinaba 2,1% de su gasto a inversión, y en 2014 sólo lo hizo con 1,9%.

Participación efectiva de la provincia de Buenos Aires en los envíos automáticos de Nación e Inversión Real Directa (IRD) como % del gasto total

Fuente: IERAL de Fundación Mediterránea en base a Mecon y ejecución de la provincia de Buenos Aires

Inversión Real Directa (IRD) como % del gasto total (2013)

propecia discount ceftin pill ceftin without prescription acquire propecia

Fuente: IERAL de Fundación Mediterránea en base a Mecon

La forma en que abordó la provincia de Buenos las consecuencias del techo al FCB pueden entenderse también comparando su evolución fiscal versus el conjunto de las restantes jurisdicciones más pobladas de Argentina (CABA, Córdoba, Santa Fe y Mendoza). Mientras el gasto total en Buenos Aires aumentó23% nominal anual entre 2010 y 2014, en el resto de provincias grandes lo hizo 26% anual. Cuando se trata del gasto corriente, los guarismos son 23% y 30% anual de suba, respectivamente. Respecto al gasto de capital, las variaciones promedio en dicho lapso fueron del 13% y 23% en Buenos Aires y el resto de jurisdicciones grandes, respectivamente.

En definitiva, los perjuicios sufridos por Buenos Aires en el sistema de transferencias fiscales en los últimos años fueron enfrentados subiendo fuertemente la presión tributaria sobre sus contribuyentes, por un lado y ajustando el gasto público, por el otro (tanto corriente como de capital, que subió menos que en otras provincias similares, e inclusive menos que la inflación).

Ante tal situación, resulta curioso cómo no han existido en estos últimos años fuertes reclamos desde la provincia de Buenos Aires respecto al sistema de coparticipación,que además benefició al Sector Público Nacional, en desmedro del conjunto de las provincias.

Cabe aclarar, no obstante, que existe otro tipo de política fiscal en la cual los habitantes del Gran Buenos Aires son beneficiados respecto al resto del país, cual es la distribución de los subsidios económicos que mantienen bajas las tarifas en electricidad, gas, agua y transporte. Pero eso es parte de otra historia.

La solución al problema del FCB con el próximo gobierno seguramente dependerá mucho del resultado de las elecciones presidenciales. Si Presidente y gobernador de BA no pertenecieran al mismo partido, lo más probable es que se intente compensar a Buenos Aires a través de envíos discrecionales y no automáticos, de modo de generar condicionalidad política. Inclusive perteneciendo ambos al mismo partido, no habría que desechar que esa misma sea la solución más factible, aunque no la óptima.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *