Economía, política y la AUH

Vía gasto público, el Gobierno empuja la economía y busca mantenerse en el poder

(Columna de Matías Carugati, economista jefe de Management & Fit)

El Gobierno continúa tratando de empujar la economía vía gasto público. El pasado lunes, la Presidenta anunció por la Cadena Nacional el incremento en subsidios destinados directamente a las familias, lo que les permitirá recomponer su poder adquisitivo. Si la oferta agregada acompaña, esta medida podría traducirse en un mayor consumo precisamente en las vísperas de las elecciones primarias, lo cual favorecería al espacio oficialista.

Concretamente, la Presidenta anunció un incremento del 30% en las Asignaciones Familiares, en la Asignación por Embarazo y la Asignación Universal por Hijo (AUH). El aumento será percibido a partir del 1° de junio de forma retroactiva, y quienes residan en la patagonia cobrarán una suma adicional debido al mayor costo de vida. Asimismo, Cristina enviará un proyecto de ley al Congreso para que estos beneficios se actualicen dos veces por año, de la misma forma que ocurre con las jubilaciones. La metodología de actualización será idéntica a la que rige los haberes previsionales, que depende de la evolución de los recursos tributarios y del índice general de salarios.

Hasta ahora, el Gobierno venía aumentando discrecionalmente las asignaciones cuando anunciaba el incremento de las jubilaciones. La novedad reside en la automatización de las subas, lo cual implica una mayor rigidez del gasto público (más de la mitad de las erogaciones del Tesoro Nacional corresponden a salarios, jubilaciones o subsidios a hogares). Haciendo cálculos (muy) aproximados, el impacto económico de la medida superaría los $4.000 millones en lo que resta del 2015, prácticamente un cuarto de la facturación mensual promedio de los supermercados relevados por el Indec. Ello permitiría cierto repunte del consumo privado en los próximos meses, sobre todo si se tiene en cuenta el efecto de las paritarias sobre el bolsillo de los trabajadores. Como resultado, el segundo semestre sería mejor términos de actividad económica.

En el ámbito social, la mayor innovación es la cuasiindexación de las asignaciones. En el caso de la AUH, desde su implementación hasta el 2013, los incrementos otorgados discrecionalmente apenas fueron suficientes para llevar el valor real de la prestación a su nivel original. En el 2013, los aumentos permitieron elevar el poder adquisitivo de la AUH sólo en 20%. Diversos artículos académicos han comprobado que la AUH es un instrumento de política importante para limitar la incidencia de la pobreza y mejorar la distribución del ingreso, de modo que el contrafactual en materia social (sin AUH o con aumentos inferiores a la inflación) sería aún peor a la realidad.

De todas formas, el proyecto enviado al Congreso permite plantear otro contra-factual interesante. ¿Qué hubiese ocurrido si el valor de las asignaciones se hubiese incrementando en igual porcentaje que las jubilaciones? Para el caso de la AUH, una comparación “punta a punta” refleja que su valor real sería hoy prácticamente idéntico a esta “AUH teórica”. Sin embargo, la dinámica muestra diferencias importantes. De haber seguido a las jubilaciones, entre 2009 y 2014 la AUH habría aumentado (en términos reales) mucho más que lo que efectivamente lo hizo. Es decir que la discrecionalidad en los aumentos otorgados limitó las mejoras sociales en los últimos años. El proyecto de ley permite, dentro de todo, evitar la erosión real de la AUH y sus perniciosos efectos en materia social.

El anuncio de la Presidenta también tiene impacto político. Con el proyecto de ley, ella se beneficia en, al menos, dos aspectos. Primero, le quita a la oposición una de sus banderas en relación a este tema, que viene reclamando desde hace tiempo por una ley que rija su actualización automática. Segundo, la segura aprobación del proyecto implicará un nuevo derecho para la población de menores recursos, lo cual es importante para la fidelización del votante. Resta saber si este tipo de medidas serán suficientes para que el tándem Scioli-Zannini resulte victorioso en octubre. Lo que sí se sabe es que el Gobierno está dispuesto a todo para mantener el poder.

AUH en términos reales

Índice, Nov-09=100

Nota: AUH teórica construida a partir de la actualización de la AUH original ($180 mensuales) por el incremento en los haberes jubilatorios.

Fuente: Propia, en base a INDEC, Congreso y ANSES.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *