Horacio, Martín y Mariano

Se despejaron las incógnitas en la Ciudad

(Columna publicada en el estadista) Finalmente, se despejaron las incógnitas en la Ciudad. Horacio Rodríguez Larreta (HRL) se impuso cómodamente en la interna del PRO, Martín Lousteau (ML) en la de ECO y Mariano Recalde (MR), en la del FpV. Así, quedó definida la grilla para la sucesión de Mauricio Macri. La próxima parada es el 5 de julio, fecha de la primera vuelta. Además de los mencionados, participarán de la compulsa Myriam Bregman (FIT) y Luis Zamora (AyL). El efecto depurador de las PASO operó con fuerza y 16 pretendientes no superaron el umbral del 1,5% que habilita a pasar de fase, entre ellos, al diputado nacional Claudio Lozano, al candidato del Frente Renovador Guillermo Nielsen, al sindicalista Leonardo Fabre, al experimentado Humberto Tumini y al legislador Gustavo Vera. El PRO volvió a demostrar que sigue siendo la principal fuerza política de la Ciudad y se impuso en todas las comunas. HRL obtuvo más de 518.000 votos y Michetti, 350.000. Entre los dos, obtuvieron unos 870.000 votos (47% del total). Nada mal. El gran desafío de HRL será desarrollar una red de contención para los votos de Michetti, claves para alimentar la esperanza de una victoria en 1° vuelta el 5 de julio. Luce difícil que logre retener el 100% de esos votos y crecer 3-4 puntos más para superar el 50+1. El balotaje, con un HRL merodeando los 40-45 puntos el 5 de julio, luce como el desenlace más plausible. ML obtuvo un caudal de votos ampliamente superior al que le presagiaban las encuestas

y aparece como uno de los que más puede crecer de cara a julio. Para ello, deberá retener los 75.000 votos que fueron para Graciela Ocaña (y los 5.000 de Andrés Borthagaray) y pescar dentro de los 345.000 votos que fueron para Gabriela Michetti. Si bien la experiencia sugiere que la amplia mayoría de los votos de Michetti irían para Rodríguez Larreta, hay cierta sintonía entre el votante de la senadora y del diputado nacional que podrían estimular ese trasvase: ambos son votos opositores al Gobierno Nacional y críticos, con sus bemoles, al oficialismo porteño. La elección de Mariano Recalde no colmó las expectativas. Si bien el voto se dispersó por la pluralidad de ofertas dentro del universo kirchnerista y la candidatura de MR no tuvo tanto tiempo de implantación como las de HRL y ML, el 12,2% que obtuvo el presidente de Aerolíneas Argentina (AA) lo dejó bastante lejos de entrar a un eventual balotaje (quedó 100.000 votos abajo que ML). Deberá retener los 117.000 votos que fueron a otras fórmulas del espacio, y evitar que Lousteau crezca, para meterse en la eventual compulsa del 19 de julio. Apostará a que el clima de polarización nacional, que gana temperatura con cada día que pasa, y el apoyo de la Casa Rosada apuntalen su candidatura.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *