¿El nivel de actividad tocó su piso?

Qué dicen los consultores

(Columna de Facundo Matos)

La situación económica actual está lejos de ser la que esperaban los principales economistas y consultores algunos meses atrás. El caótico cuadro económico de 2014 se contuvo hacia el final del año pasado y, aunque con varios problemas estructurales de fondo irresueltos, el panorama de hoy parece estable. E incluso, varios consultores señalan que es posible que la recesión haya alcanzado su piso y la tendencia sea a una tenue recuperación de la actividad.

Quien lo dice más claramente es el economista Federico Muñoz, de la consultora homónima. “Con la gran mayoría de los indicadores parciales y sectoriales de nivel de actividad insinuando una recuperación, no es casual que los proxies privados del PIB –tanto el IGA del Estudio Ferreres como nuestro propio ISAP Nacional– también capturen el cambio de tendencia. La recesión habría terminado en el tercer trimestre de 2014 e ingresamos al 2015 con la economía en reactivación”, apuntó en un informe reciente. También, complementó: “El cuarto trimestre marca –al fin– un completo cambio de tendencia: todos los ISAP provinciales registraron una variación trimestral positiva. En términos técnicos, salieron de la recesión”.

En una entrevista con el estadista, Dante Sica, director de Abeceb.com, atribuyó la calma actual al swap con China, que ayudó a engrosar las reservas, y a la caída del precio del petróleo, que alivianó el balance comercial y fiscal. “La economía está mejor de lo que se esperaba. La caída en el nivel de actividad se estabilizó y tocó un piso. El 2014 fue un año de caída y el 2015 será uno de estancamiento con la posibilidad de cierto repunte en el segundo semestre en algunos sectores de la mano del consumo”, destacó.

Además de los factores que menciona Sica, la recuperación de la actividad se ve reflejada en la evolución de algunos indicadores. La recaudación creció 33,9% en marzo, la venta de autos usados creció 12,6% en marzo y la de 0km, 6,1%, el Indice de Confianza del Consumidor elaborado por la UTDT mejoró 4,2% m/m y 45,3% a/a, y las ventas minoristas –según CAME– volvieron a subir en marzo 2,2% a/a. Por eso, Jorge Vasconcelos, del Ieral de la Fundación Mediterránea, señala que existen “algunos brotes verdes que están surgiendo y que, en el caso de desarrollarse, harán una buena contribución a la transición”. Entre ellos, enumera también la reducción de la brecha cambiaria, el reciente anuncio de Nissan de una inversión de US$ 600 M para producir una pickup en la planta de Renault en Santa Isabel y la ya consolidada previsión de que la suba de tasas de Estados Unidos será gradual.

Según el Centro de Estudios Económicos (CEE) de la consultora OJF, otros sectores también marcaron una mejoría. “En el rubro alimentos, en el tercer mes del año, la producción del sector registró un incremento de 7,3% en comparación con igual período de 2014. La producción de minerales no metálicos creció 7,0% interanual y acumula en los primeros tres meses del año una suba de 5,7% anual, principalmente explicado por los mayores despachos de cemento”, enumera en su informe más reciente.

Sin embargo, no todos los números son positivos. Las exportaciones a Brasil y la producción automotriz, por ejemplo, continúan su derrotero, advierte Jorge Vasconcelos. Y de acuerdo al IGAOJF, el PIB descendió 1,5% interanual en el tercer mes del año, acumulando en el primer trimestre una baja de 2,3% respecto de igual período de 2014.

Por eso, desde OJF son más escépticos: “El Indice General de Actividad mostró una nueva contracción interanual y acumula trece meses de caídas consecutivas, igualando en este aspecto lo acontecido durante la crisis del año 2009. De cara al resto del año, podrían observarse mejoras en algunos sectores, especialmente aquellos vinculados a la mayor cosecha como lo son el agropecuario y el transporte (el máximo impacto de la misma se produce en el segundo trimestre)”. Pero pese a esto, considera, “la dinámica recesiva de la economía se hará extensiva al resto del año”.

La misma visión comparten ACM y el IAE de la Universidad Austral. “Los indicadores adelantados del primer bimestre confirman la dinámica recesiva del año anterior aunque, en algunos sectores, algo menor a lo esperada”, señala ACM, que mantiene su previsión de una caída de PIB real de 3,5% para este año. En tanto, un estudio del IAE advierte que “la industria no muestra señales de dejar atrás la crisis” y que “los datos más recientes muestran cierta recaída del sector”. Como contrapartida, reconoce que “un sector que mostró su primera luz verde, aunque en un entorno muy volátil, es el de la construcción” y que “las señales en torno al consumo son mixtas”.

En suma, cierta recuperación, aunque leve, de algunos indicadores (como la construcción, el consumo, la inflación, la brecha cambiaria y la recaudación, entre otros) invita a pensar que la recesión ha alcanzado su piso. Por el contrario, el desempeño todavía negativo de otros (como la evolución de la industria y la producción y venta de automóviles) reclaman cautela a la hora de sacar conclusiones. Por eso, el Ieral explica que la caída del nivel de actividad parece estar alcanzando un piso, pero alerta sobre “datos todavía mixtos”.

Como resume el IAE de la Universidad Austral: “La economía se balancea entre una titubeante recuperación y una recaída en la crisis. Lejos de los escenarios de recuperación previstos para esta altura del año hace unos meses”.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *