Mercado automotor

Retroceso a las puertas del club del millón

(Informe de Luis Varela / [email protected] y facebook.com/varelaluisalberto)

Luego de haber alcanzado en 2013 una venta anual récord de 955.023 vehículos, la Argentina acaba de arrancar el 2014 con la sensación de que tendremos el peor año de 2010 a esta parte. Si bien es muy prematuro para estimar cuál puede llegar a ser la colocación de vehículos en todo el año, analistas de la plaza automotriz indican que difícilmente se logre una venta anual superior a las 800.000 unidades, 16% por debajo del récord de 2013 y también un escalón por debajo de los 858.000 vehículos de 2011 y los 840.700 de 2012.

Este retroceso es mirado con desaliento por los observadores que auguraban que la Argentina estaba por integrarse al selecto grupo de países que tienen más de un millón de autos vendidos al año. Según la Organización Internacional de Constructores de Automóviles (OICA), durante 2013 hubo 16 países con ventas superiores al millón de unidades.

Al borde del “club del millón”
(Venta anual durante 2013 en millones de unidades)
CHINA                                  21,98
EE.UU.                                  15,88
JAPON                                   5,38
BRASIL                                 3,77
ALEMANIA                         3,26
INDIA                                    3,24
RUSIA                                   2,95
GRAN BRETAÑA             2,60
FRANCIA                             2,20
CANADA                               1,78
COREA DEL SUR               1,54
ITALIA                                  1,42
TAILANDIA                         1,33
INDONESIA                         1,22
AUSTRALIA                        1,14
MEXICO                                 1,10
ARGENTINA                      0,95

En la cumbre estuvo China, con casi 22 millones de vehículos vendidos, segundo Estados Unidos con 15,9 millones y luego Japón con 5,4 millones. Detrás de ellos, se ubicaron Brasil, Alemania e India, los tres en la banda de los 3 millones de vehículos, luego Rusia, Gran Bretaña y Francia, en la zona de 2 millones de autos al año, y por último Canadá, Corea del Sur, Italia, Tailandia, Indonesia, Australia y México, todos con entre 1 y 2 millones de autos anuales. La Argentina, que el año pasado quedó al borde del millón, ocupando el puesto número 17 en el ranking mundial, este año verá incumplida esa meta.

Al mirar todos estos números debe remarcarse que Japón, Alemania y Brasil mantienen una venta anual muy estable desde 2009 a esta parte. Estados Unidos viene repuntando, pero todavía lejos de su récord de 2005 (17,44 millones de autos vendidos). Pero la que deja a todo el mundo con la boca abierta es China, donde se colocaban poco más de 2 millones de autos por año hace una década, mientras que en 2013 se arañó una venta anual de 22 millones, 38% más que lo alcanzado por Estados Unidos.

Intentando buscarle un costado positivo al bache que estamos viviendo, puede decirse que, entre las grandes naciones vendedoras, no nos va tan mal en cuanto a la cantidad de autos por habitante. En Canadá y Estados Unidos –tope del consumo automotor mundial– se vende un auto nuevo por cada 19 personas. En Australia uno de cada 20 habitantes, en Japón uno de 23, en Alemania y Gran Bretaña uno cada 24 y la Argentina le pisa los talones a Italia: en 2013 se vendió un 0 km cada 42 italianos y un auto nuevo cada 43 argentinos.

El mercado local

El freno anotado por la Argentina en el arranque de 2014 está ligado con la complicación macroeconómica que sufre el país y, sobre todo, con la decisión del Gobierno de hacerle pagar el ajuste a la porción de población que tiene acceso a la compra de un automóvil nuevo. En base a eso, el patentamiento de unidades sufrió duras consecuencias en el primer bimestre: enero de este año contra enero del año pasado se había anotado una merma del 1,2%, pero febrero contra febrero la caída fue del 8,5%.

Buena parte de la retracción en las ventas está ligada a la fuerte suba de precios que tuvieron los automóviles, con la llegada del impuesto interno que decidió aplicar el Gobierno. “Todos los modelos de gama media/ alta se fueron a la estratosfera”, graficaron en el sector. Los números de la guía oficial de precios de la Asociación de Concesionarios de Automotores (Acara) sustentan esa afirmación: autos que hasta el año pasado costaban entre $400.000 y $500.000 ahora rondan los $700.000 e incluso superan los $800.000. La camioneta CRV, de Honda, por ejemplo, en su versión 4×4, actualmente cuesta $800.700, 67% más que los $480.000 que costaba el año pasado. Un aumento similar registró la Hyundai Tucson (versión 4×4 automática), cuyo precio pasó, según Acara, de US$ 48.300 a US$ 78.500 (aumento del 62,5%), mientras que el precio de la KIA Sorrento 4×4 Premium dio un salto de 86%, al pasar de US$ 54.900 a US$ 102.000.

La suba de precios responde, principalmente, al aumento en los impuestos internos, cuya alícuota se fijó en 30% para los autos con un precio de fábrica de entre $ 170.000 y $210.000, y en 50% para los modelos con un precio mayor a $ 210.000. Así, en el primer bimestre de este año se patentaron 166.683 vehículos, 3,9% menos que en enero-febrero de 2013, récord de la serie con 173.370 unidades.

Debido a la menor colocación de unidades, las diez terminales instaladas en el país decidieron frenar los procesos de fabricación. En el primer bimestre se fabricaron 89.097 unidades, 8,1% menos que en el bimestre record enero-febrero del año pasado.

Las automotrices y los importadores le pidieron una reunión urgente al Gobierno, con la intención de suspender o achicar el nuevo impuesto interno a las ventas. Pero la respuesta del ministro de Economía, Axel Kicillof, los dejó con la boca abierta: el impuesto no se mueve, y van a tener que retrotraer a diciembre las subas de precios de las unidades que no fueron alcanzadas por el tributo.

En realidad, la coyuntura está modificando de cuajo a casi todo el sector. Por ejemplo, en cuanto a fabricación por modelo, hubo una modificación en los primeros lugares. En todo el 2013 los más producidos habían sido la Toyota Hilux, la VW Amarok, el Fiat Palio y el Ford Ranger, mientras que en enero- febrero de 2014, la Hilux mantiene el liderazgo con 12.857 unidades producidas, seguida por 10.850 Chevrolet Classic, 9.051 Fiat Palio y 7.101 VW Amarok. Debe hacerse notar que de 2012 a 2013 se dejaron de fabricar en la Argentina dos modelos: el Chevrolet Corsa y el Peugeot 206. Y de 2013 a 2014, al menos en los primeros dos meses, el país perdió la fabricación de otro modelo: no salió de la fábrica de Santa Isabel en Córdoba ni una unidad del Renault Symbol.

Todo el sector mira con preocupación la presión impositiva y la caída en el consumo. Esta nueva realidad de ajuste empieza a golpear a los operarios. Ya hubo suspensiones en las plantas de Renault y Volkswagen, y en el gremio empiezan a hablar sobre el fantasma más temido: si no hay novedades, es posible que para abril o mayo empiecen a aparecer telegramas de despido.

En autos entregados a la red de concesionarias durante el primer bimestre, el 2014 es el peor año desde 2010. En enero-febrero de este año se repartieron 101.559 vehículos, 19,2% menos que los 125.766 del primer bimestre de 2013 (el mejor primer bimestre de toda la serie es enero-febrero de 2012 con 126.800 unidades). En reparto de importados, el primer bimestre de este año tuvo en la red de concesionarios la llegada de 64.264 vehículos, 19% menos que en enero-febrero del año pasado (el mejor primer bimestre fue el de 2012 con 83.713 importados). En cuanto a distribución de vehículos armados en el país –tienen 24% de piezas realmente argentinas– en enero y febrero se repartieron 37.295 vehículos, 19,7% menos que en el primer bimestre del año pasado, récord de la serie con 46.422 vehículos.

Los sectores de ingresos medios fueron las que más sintieron, y muy fuerte, el impacto del nuevo impuesto a los autos. Eso se nota claramente al darle un vistazo al ranking de ventas por modelo. Durante 2013 los modelos más vendidos fueron los más económicos: se colocaron 58.485 Volkswagen Gol, 37.080 Chevrolet Classic y 33.334 Renault Clio. Vehículos más orientados a las zonas rurales como el Ford Eco Sport o la Toyota Hilux lograron el año pasado una venta anual de 32.399 y 30.150 unidades, respectivamente. O sea, considerando promedios, por cada 1,8 autos económicos se vendió una camioneta. En el primer bimestre del 2014 la realidad es otra.

El modelo más vendido sigue siendo el VW Gol, con 8.954 unidades, pero los siguientes escalones del podio fueron ocupados por la Toyota Hilux (5.897 unidades despachadas) y la Ford Ecosport (5.877 unidades). Esto es, por cada 1,5 autos económicos despachados se vendió 1 camioneta. La aplicación del impuesto también tuvo diferente impacto en cada empresa. Febrero de este año contra febrero del año pasado, los autos nacionales de Toyota, Peugeot, Renault y Fiat se vendieron más que hace un año, en tanto que los de Citroën, Volkswagen, Ford y Chevrolet se vendieron menos. Sin excepción, todos los autos importados se vendieron dramáticamente menos, con caídas de casi 80% en las ventas de Alfa Romeo, Audi y BMW.

Las exportaciones

La exportación también sufrió en el arranque del 2014. En el primer bimestre se mandaron al exterior 45.561 unidades, 6,7% menos que en enero-febrero del 2013. El récord para el primer bimestre de toda la serie fue en el lejano 2011, con 61.535 vehículos. O sea, este año se mandaron 26% menos unidades que hace tres años. Esta merma en la exportación está directamente ligada con las ventas a Brasil. Hasta el 2012 el mercado brasileño se llevaba el 90% de la venta externa de autos argentinos. En el primer bimestre de este año el 87,8% de los autos colocados afuera tuvo como destino a Brasil, el 3,6% a Europa y el 2,3% a México.

RECUADRO: El reparto del mercado interno

En cuanto a reparto de unidades por marca en el mercado interno, el primer bimestre llegó con una gran sorpresa. Volkswagen sigue, cortada, como la marca con más mercado, con el 18,4% de las ventas, segunda se ubicó Renault con el 15,3% y tercera Ford con el 13,4%. Detrás se ubicaron Fiat con el 12,2%, Peugeot con el 11,7% y, sorpresivamente, recién en el sexto lugar se ubicó Chevrolet (habitualmente segunda) con el 9,6% del mercado.Las ventas por jurisdicción también llegaron con una sorpresa. Habitualmente, la ciudad y la provincia de Buenos Aires se llevaban juntas el 51% de las ventas: 17% la Capital y 34% el territorio bonaerense. En enero-febrero, la ciudad no llegó al 15% y la provincia apenas alcanzó el 32,5%.

Te puede interesar

3 Comments

  • Carlos Sánchez Ríos dice:

    Este artículo está publicado el 21 marzo, 2014, ¿De dónde scó el redactor la información de que en México se vendieron 1.10 millones de unidades en el 2013? ¿Del INDEC? La diferencia en cifras es abismal.
    Favor de ver “Industria Automotríz Mexicana y en múltiples páginas y artículos las cifras coinciden, ejemplo copiado literalmente:

    “Noticias sobre industria automotriz mexicana
    Irreversible ascenso de México en exportación automotriz
    El Economista ‎- hace 1 día
    En el 2013, la industria automotriz mexicana exportó 2 millones 423,084 vehículos al mundo, con una producción de 2.9 millones; la previsión …”

    • Alejandro Radonjic dice:

      Estimado Carlos, son ventas al mercado interno. Por ende, no incluye las exportaciones. Chequeá los datos en amia.com.mx

  • Carlos Sánchez Ríos dice:

    Lo increíble es que los datos del Economista de Argentina difieran de los datos de Economista de México. Adivinen quién miente…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *