Una inserción más inteligente

Comercio y soberanía

(Columna de Marcos Leonetti, economista y director del portal laeconomiaonline.com)

La administración actual se tomó muy en serio la importancia estratégica de llevar el país hacia una nueva inserción en el concierto internacional. Mucho se ha insistido en mantenerse con los países desarrollados, los países ricos, los que pueden comprar porque tienen con qué, pero la verdad es que ellos hacen su juego. Piden apertura para poder colocar en los emergentes los excedentes de sus propios mercados. Sólo Europa por año destina 100.000 millones de euros para proteger sus mercados agropecuarios para que los que tenemos ventajas estáticas (emergentes) no podamos exportarles. Los datos hablan claro: el año próximo, el comercio Sur-Sur será mayor al flujo Norte-Norte, de acuerdo a estimaciones del Cepal.

A mediados de la década de los ‘80, el intercambio Sur-Sur alcanzaba el 6% del comercio mundial y a comienzo de esta década llegó a casi el 25% del total. De continuar estas tendencias, la Cepal estima que hacia 2018 el comercio Sur- Sur destronará al Norte-Norte. Entre 1996 y 2009, el comercio Sur- Sur aumentó a un ritmo anual del 12%, según publicaciones de la UNCTAD. El comercio Sur-Sur representa para el comercio de América Latina y el Caribe una proporción creciente dado que el Sur, como destino, da cuenta de 38% de las exportaciones totales de la región (o 53% si excluimos a México).

El HSBC tiene entre sus principales indicadores globales el Indice de Mercados Emergentes (EMI, en inglés). Sergio Martín Moreno, economista jefe de HSBC para México, destacó que el incremento en el crecimiento económico en los mercados emergente respaldó “una suba de los niveles de contratación tanto en la manufactura como en los servicios”. El mundo emergente hoy representa el 55% del PIB mundial.

Los inversionistas que buscan mejores rendimientos han impulsado la emisión de deuda por parte de los países emergentes; en 2012 dicha emisión fue nuevamente récord. En 2012 creció 30% respecto a 2011, datos aportados por el “Capital Flows to Emerging Market Economies”, informe del Instituto de Finanzas Internacionales (IFF). El IFF vaticinó que los flujos de capital privado a las economías emergentes aumentarán a US$ 1.118 billones en 2013, 3,5% más que los US$ 1.108 billones estimados en 2012. No sólo el comercio tiene cada vez mayor relevancia, sino los flujos de capitales en búsqueda de mercados con altas tasas de crecimiento. Esto hace que el empleo aumente y se refuercen los propios mercados internos.

La visión del Gobierno

En este contexto, el Gobierno ha decidido ir tras el desarrollo a través del aumento del comercio con países que son las nuevas estrellas del mercado mundial. Pero lo interesante es que tiene presente nuestra historia reciente. Hace algo más de cien años, nuestra inserción en el mundo estuvo orientada a proveer de alimentos sin procesar y materias primas desde la “periferia” hacia el “centro” hegemónico mundial. Los conceptos vertidos por Raúl Prebisch hoy cobran actualidad para alentarnos acerca de los desafíos en los cuales debemos reparar a la hora de desarrollar nuestra relación con el mundo.

La de centro-periferia “es un camino sin salida” de acuerdo a Aldo Ferrer. “Tenemos que dejar de utilizar la idea de la complementariedad con este nuevo polo de crecimiento y, en cambio, avanzar en los sectores de ventajas no estáticas” indicó Ferrer en la última conferencia de la UIA. El mundo emergente trae grandes oportunidades que están comenzando a ser aprovechadas con tratados que incluyen el comercio, las inversiones y colaboraciones en aquellos sectores en los cuales la Argentina tiene ventajas dinámicas.

Es el camino más complejo y más lento, pero el que nos lleva a decidir soberanamente cómo decidimos insertarnos en la nueva configuración global. No repetir viejos errores nos asegura, al menos, no repetir viejos resultados. Ir en pos de nuestro superávit comercial es parte de los requerimientos para continuar configurando el destino sobre decisiones propias y sin relegar soberanía.

Te puede interesar

One Comment

  • Fernando dice:

    En la teoría, es muy buena la propuesta del gobierno, Marcos. Pero, en la practica, el camino por recorrer es muy largo y, en algunos casos, utópico dado que esos mercados se retroalimentan entre si o con mercados que venden mejor calidad y con precios muy inferiores a los nuestros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *