Un poco de oxígeno para Buenos Aires

Aguinaldos para todos.

La apremiante situación fiscal de la provincia de Buenos Aires encontró algo de oxígeno tras la decisión del Gobierno Nacional de incrementar la ayuda económica a Daniel Scioli. Según anunció el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, el Gobierno Nacional enviará $600 millones extra para el pago del medio aguinaldo a los trabajadores estatales bonaerenses y habilitó al gobernador a emitir un bono con garantía de la coparticipación por otros $900 millones para abonar a los proveedores y mantener en funcionamiento los servicios públicos esenciales en el distrito.

La ayuda llega en momentos financieros muy delicados para Buenos Aires, que amaga con pagar el aguinaldo en cuotas por no disponer de fondos y de dejar impagas numerosas órdenes de proveedores cuyas consecuencias se sentirían en toda la economía. Los $600 millones extras que se giren saldrán del Fondo de Garantía de Sustentabilidad que administra la ANSeS y se entregarán bajo el marco de la Ley de Responsabilidad Fiscal.

En tanto, el bono lo emitirá la administración Scioli con la garantía de la coparticipación provincial y estará destinado exclusivamente a cancelar obligaciones con proveedores. De este modo, la provincia podrá garantizar el pago del medio aguinaldo a los 550 mil estatales con el salario de julio a pagar en agosto, algo que estaba todavía en dudas. Al disponer el envío de los fondos, el Poder Ejecutivo nacional, hoy muy distante de Scioli, recordó que es la cuarta vez que la provincia recibe asistencia financiera extraordinaria.

“Fueron $1.000 millones a principios de mes, $250 millones en abril y $250 millones en mayo”, dijo el ministro de economía Hernán Lorenzino al anunciar la ayuda y remarcar que el esfuerzo fiscal desde el inicio del año asciende así a $2.100 millones. A esa cifra, también consideró el ministro hay que sumarle $ 2.432 millones de ahorro de servicios de deuda, que tuvieron que ser afrontados por la provincia y fueron refinanciados por el Gobierno Federal.

Claro que Buenos Aires no es la única provincia con dificultades de caja. La situación se repite en casi todas las jurisdicciones del país. Por eso el Gobierno aclaró que el envío de fondos decidido a la mayor provincia del país “se enmarca en una política de acompañamiento a las provincias que más lo necesitan. Por caso, ya recibieron ayuda extra en el año: Jujuy, $ 200 millones; Río Negro, $ 140 millones; Santa Cruz, $ 190 millones; La Rioja, $ 50 millones y Catamarca, $40 millones.

(De la edición impresa)

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *