Algunos brotes verdes en Brasil

¿Levanta el Gigante sudamericano?

Quienes creen que el nivel de actividad en la Argentina repuntará, aunque más no sea levemente, en los próximos trimestres incluyen en sus diagnósticos una mejora en el ciclo económico del Brasil, el principal socio comercial del país. Lo que pasó en el primer semestre está claro: la economía de Brasil, por varios motivos externos e internos, creció por debajo de su potencial lo cual, sumado a las tensiones comerciales, derrumbó el comercio bilateral: en junio cayó 32% interanual.

Casi todos los últimos datos de Brasil son mediocres. Según estadísticas oficiales, las ventas minoristas cayeron 0,8% en mayo contra abril; el empleo industrial cayó 0,3% contra abril y la producción industrial, 0,9% (4,3% interanual). Será un mal año para Brasil: crecería menos que el 2,7% de 2011, que también fue una cifra baja. Lejos de su potencial de 3,5-4%. Mirando al futuro, ¿hay motivos para creer que la recuperación comenzará pronto? Los analistas creen que sí por el efecto del nuevo mix de políticas: reducción de la tasa de interés de referencia (Selic), que actualmente es de 8% anual (un nivel aún más bajo del que tenía tras la crisis de Lehman) y con tendencia bajista; devaluación del Real, que hoy se cotiza cerca de los US$ 2 y una política fiscal expansiva, tanto vía gasto público como exenciones impositivas.

Según un informe de la Fundación Mediterránea, en esta ocasión, “la política anticíclica es más agresiva en lo monetario y cambiario y menos agresiva en materia fiscal”. Dilma es más responsable fiscalmente que Lula. Una inflación bajo control, agrega el informe, “asegura la continuidad de un rol activo del banco central”.

Según Economía y Regiones (E&R), “Brasil volverá a crecer con fuerza en los próximos años”. Para 2012 y 2013, la consultora espera alzas de 3,8% y 4,2%. Las nuevas proyecciones del FMI para Brasil muestran que la economía crecería 2,5% en 2012: en abril proyectaba una suba de 3,1%. El buen dato es que subió 0,5 punto la proyección para 2013 hasta 4,6%. En el cuarto trimestre de este año, dice el FMI, ya va a estar creciendo a 3,5%. E&R coincide: los resultados del nuevo mix de políticas recién se sentirán hacia finales de año. Los economistas consultados por el Banco Central de Brasil son más pesimistas. Según la última encuesta Focus, el PIB crecerá 1,9% en 2012 y 4,1% en 2013. Si bien coinciden en que el crecimiento se acelerará, las proyecciones se están corrigiendo a la baja: hace un mes, eran de 2,3% y 4,25%, respectivamente. Las minutas de la última reunión del Comité de Política Monetaria (Copom) muestran que la recuperación ganará velocidad en este semestre.

Hay economistas, sin embargo, que creen que Brasil seguirá creciendo a tasas bajas y por debajo de su potencial.

La palanca de la recuperación que se espera para los próximos trimestres, según los analistas, será el mercado interno: hay crédito, los salarios crecen y el desempleo es de sólo 5,8%. Las exportaciones y la industria quedarán más relegadas. ¿Ya hay brotes verdes? “Para el mes de junio se esperan mejores resultados que los observados en mayo: hay perspectivas de expansión industrial y de un aumento en el comercio minorista ampliado (que incluye automóviles) gracias a la reducción del IPI (impuesto sobre productos industrializados) sobre los autos”, dice la Fundación Mediterránea.

Lo que ocurra en el mercado automotor es un dato importante para la Argentina. Según la consultora abeceb, la venta de autos creció 15,3% interanual en la primera quincena de julio, confirmado la racha alcista que había comenzado en junio. Si se proyectan las ventas de la primera quincena, julio terminaría siendo el segundo mejor mes en la historia y el mejor del año. Con respecto a junio, las ventas podrían subir 2%. Habrá que esperar a ver si la recuperación gana fuerza, cómo derrama en la Argentina y cómo seguirán las negociaciones entre las autoridades de ambos países. En este sentido, hay motivos para ser cautos aún: en junio, las ventas a Brasil cayeron 30% interanual, cifra que no se veía desde 2009.

(De la edición impresa)

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *