A mediados de 2012…

…ya hay economistas que hablan de 2013.

Hoy el debate principal de los economistas gira alrededor de lo que sucederá en la segunda mitad del año. Hay quienes creen que la desaceleración continuará mientras otros piensan lo contrario. Pero incluso hay quienes van más allá y se animan a imaginar cómo será 2013.

El último informe del Estudio Bein va en ese sentido. Y proyecta un crecimiento de la economía para el año que viene mayor al de 2012. La cosecha del campo será el factor que devolverá dinamismo, sostiene. Un analista reconocido le dijo hace poco a El Economistaque si en la próxima campaña la Argentina produce entre 100 y 110 millones de toneladas de granos, el Gobierno estará en condiciones inmejorables para ganar las elecciones legislativas del año que viene (el único interrogante sería la tasa de inflación).

Parecería que la visión de Miguel Bein se enmarca en ese mismo razonamiento. El informe de su consultora sostiene que si el parate de la actividad está explicado por cuestiones ajenas a la política local, como lo son la sequía y el freno del comercio global y su impacto sobre la economía brasileña, la sola reversión de estos factores daría un impulso adicional a la macro en los trimestres que vienen. Pero hay un factor que va más allá de los próximos meses y resulta clave para 2013: el climático. Los primeros modelos sobre regímenes de lluvias y temperaturas arrojan perspectivas favorables para los suelos de la Argentina.

“Las estimaciones preliminares de cosecha gruesa para el próximo año vuelven a ser récord. Si se da este escenario, y la próxima cosecha se ubica en torno a las 113 millones de toneladas, el aporte –directo e indirecto- al crecimiento, por parte del agro, podría ubicarse en torno a 1,3 puntos porcentuales”. Pero, además, se da una situación especial, donde las lluvias del Hemisferio Sur coinciden con la sequía en el Hemisferio Norte, por lo que el aumento en las cantidades coincidiría con precios altos. Seguramente no tan altos como los vigentes hoy en medio de las peores noticias sobre los costos de la sequía en Estados Unidos y sin el aumento en la oferta estimado para la próxima cosecha, pero sí mas elevados que los esperados hasta ahora. La consultora calcula que esto generaría un aumento en la oferta de dólares en torno a US$ 8.000 millones que en conjunto con los menores vencimientos de deuda 2013 en el mercado (US$ 5.600 millones, de los cuales US$ 4.900 millones son en moneda extranjera), otorgaría algún margen adicional a la política cambiaria actual de deslizamiento del tipo de cambio en torno al 15/16%.

El sector automotor explica buena parte de la actividad industrial de la Argentina y equivale a 2 puntos porcentuales del PIB. En los primeros diez meses de 2011 creció 30%, entre noviembre de 2011 y marzo de 2012 se expandió 6% y en los últimos tres meses cayó 18%. Las exportaciones de autos a Brasil cayeron 38% en los últimos tres meses. “El freno a las importaciones brasileñas de la Argentina sumadas a las medidas fiscales para estimular el consumo local de vehículos generó por primera vez en junio un salto en las ventas locales de 16,1% anual. Esta descompresión acelerada de stocks en conjunto con una política que intenta ahora limar asperezas comerciales con Brasil permitiría un segundo semestre mejor para el sector que el que vimos en la primera parte del año”, dice el informe del Estudio Bein.

“De confirmarse este escenario, el 2% de crecimiento proyectado para 2012 podría transformarse en 4-5% para el año próximo. El agro y la industria automotriz, que en forma directa e indirecta restaron cerca de 1,3 puntos porcentuales al crecimiento de 2012, aportarían al menos 1,5/2 p.p. al crecimiento del próximo año”.

(De la edición impresa)

Te puede interesar

One Comment

  • pedro_CARP dice:

    Está clarísimo que el 2013 será mejor que el 2012. Va a pasar lo mismo en casi todos los países del mundo, en tanto y en cuanto no se desate la tormenta de Roubini. El Gobierno va a ganar las legislativas y ahí arranca la cosa. Espero que, esta vez, la oposición esté a la altura de las circustancias. Porque sino, como decía NK, al kirchnerismo no lo sacan más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *